guardia civil robo campo


La Guardia Civil ha detenido a un hombre como presunto autor de un delito continuado de hurto de aspersores, ya que había reunido más de 300 robados en fincas de Sa Pobla y Muro. Los agentes le imputan una veintena de hurtos distintos en explotaciones agrícolas de las zonas mencionadas.

El Equipo ROCA (dedicado a la investigación de delitos en zonas rurales, explotaciones agrícolas y casas de campo) de la Guardia Civil comenzó la investigación en base a varias denuncias que interpusieron los perjudicados, alertando de una sustracción continuada de aspersores de riego; sobre todo en los cultivos de patatas. Un hecho que estaba afectando al desarrollo natural de las cosechas.

La Guardia Civil estableció un dispositivo para el esclarecimiento de estos hurtos y tras varias actuaciones y gestiones, lograron identificar y detener a un hombre, de 45 años de edad, como el presunto responsable.

Los investigadores han determinado que el autor, a plena luz del día y en las horas que los responsables de los cultivos se ausentaban para comer, se apoderaba de los aspersores que se encontraban al borde de los caminos. Una vez localizados, les propinaba un golpe con un martillo y los arrancaba, provocando daños al sistema de riego y dejando el cultivo sin agua lo que, además, perjudicaba a las cosechas. Se han recuperado unos 300 aspersores que, en su mayoría, han sido devueltos a sus legítimos propietarios.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.