Casado, Rivera e Iglesias


Los candidatos del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos a la Presidencia del Gobierno han criticado la política económica del Ejecutivo de Pedro Sánchez, unos (Pablo Casado y Albert Rivera) por lo que consideran la incapacidad de los socialistas de crear empleo y cuadrar las cuentas, mientras que Pablo Iglesias la ve como demasiado conservadora.

El jefe del Ejecutivo ha sacado pecho de que el número de afiliados a la Seguridad Social se encuentra, con 19 millones de personas, en máximos desde agosto de 2008 y ha prometido mejoras para los trabajadores autónomos, con los que se ha comprometido a permitirles cotizar en la próxima legislatura en función de sus ingresos reales.

El bloque dedicado a las propuestas de cada partido en materia laboral y de pensiones lo ha abierto el líder de Ciudadanos, que ha arremetido contra la demostrada incapacidad, a su juicio, de PP y PSOE para arreglar el problema del paro cada vez que han gobernado.

Él, en cambio, se ha erigido como el candidato capaz de situar la tasa de paro por debajo del 10 por ciento fomentando la creación de empleo de calidad con la figura del contrato único y asegurando la sostenibilidad de las pensiones promoviendo la natalidad con medidas de apoyo a las familias. “Me comprometo a ser el presidente de las familias y del empleo de calidad”, ha llegado a decir.

Sánchez le ha interrumpido para advertir de que el contrato único que propone Ciudadanos lo que hará es fomentar los empleos “basura” y ha exhibido en contraposición las iniciativas en materia laboral impulsadas por su Gobierno, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros que nutre además de mayores ingresos a la Seguridad Social.

PENSIONES

El líder socialista ha advertido de que los modelos que defienden PP y Ciudadanos caminan hacia la privatización de las pensiones y se ha comprometido a promover una reforma de la Constitución para “blindar” el carácter público de las pensiones.

Iglesias ha retado a Sánchez a que sea más ambicioso y se comprometa a vincular por ley la revalorización de las pensiones en función del Índice de Precios al Consumo (IPC). Pero el presidente ha explicado que el déficit actual, del 2,6%, no permite llegar tan lejos. “Las cosas tienen que cuadrar”, ha justificado, pese a estar de acuerdo con Iglesias en la necesidad de que las pensiones se vayan revalorizando.

El líder ‘morado’ ha defendido la necesidad de que su partido entre en un Gobierno de coalición con el PSOE como garantía de que la política económica de los socialistas beneficie a las clases trabajadoras y no cometa errores como los que a, su juicio, supusieron las reformas laborales aprobadas por los Ejecutivos de PP y PSOE y que no hicieron otra cosa que aumentar la temporalidad.

Casado, por su parte, ha afirmado que el PSOE “nunca” ha sido capaz de crear empleo, ha recordado que Sánchez, siendo diputado, votó a favor del “hachazo histórico” que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero acordó entre los recortes de 2010 y que incluían la congelación de las pensiones, salvo las mínimas.

El líder del PP ha advertido de la urgencia de que su partido llegue al Gobierno porque, con la economía en manos de los socialistas, se avecina una “crisis brutal” y ha puesto como ejemplo los datos de creación de empleo de los Gobiernos de Aznar y Rajoy.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.