Jair Bolsonaro
Reuters


El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se ha mostrado «triste» este jueves por las 1.000 amputaciones de pene que afirma que se producen cada año en el país debido a la falta de higiene básica.

Tras visitar el Ministerio de Educación, el mandatario ha dicho que su Gobierno debe trabajar para concienciar a hombres vulnerables de los peligros de la conducta antihigiénica.

«En Brasil, se producen 1.000 amputaciones de pene al año debido a la falta de agua y jabón», ha indicado. «Tenemos que encontrar una manera de salir del fondo de este agujero», ha aseverado, quien no ha especificado la fuente de la cifra de amputaciones

No se trata de la primera vez que Bolsonaro habla sobre temas delicados. En marzo, publicó a través de su cuenta en la red social Twitter un vídeo de dos hombres practicando una lluvia dorada, un fetiche sexual en el que una persona orina sobre otra, durante los carnavales.

«¿Qué es una lluvia dorada?», preguntó el mandatario brasileño un día después de publicar el vídeo.

Según los críticos, Bolsonaro publica a menudo mensajes incendiarios a través de Twitter que muestran que está más centrado en disuadir a sus críticos progresistas que en crear un consenso en el Congreso para las reformas necesarias, como una revisión del sistema de pensiones del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.