Baleares es la segunda Comunidad Autónoma con mayor tasa de abandono universitario con un 36,7 por ciento, solo superada por Canarias, con un 38,8 por ciento, según el estudio U-Ranking 2019 de la Fundación BBVA presentado este jueves en Madrid, que apunta a que están influidas por el “turismo muy desarrollado” en ambos archipiélagos y su capacidad para “atraer al trabajo” a los estudiantes universitarios.

En total, uno de cada tres universitarios españoles, el 33%, no finaliza el grado que comenzó, y uno de cada cinco, el 21,4%, abandonará la universidad sin lograr un título.

Según este estudio, el porcentaje es muy superior en las universidades no presenciales o a distancia, donde la mayoría de los estudiantes, el 62,1%, no termina el grado en el que se matriculó inicialmente, y más de la mitad, el 51,5%, deja la universidad sin titular.

Este dato es evidente en la clasificación por porcentaje de abandono de cada universidad española, que encabeza la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), donde más del 50% de sus estudiantes acaba dejando el sistema universitario. La Universidad a Distancia de Madrid y la Universitat Oberta de Catalunya, también no presenciales, copan el podio de esta clasificación.

Además, según los responsables de este informe, que ha analizado la evolución de los alumnos que se matricularon en el curso 2012-13 en 62 universidades españolas, la tasa de abandono en las universidades presenciales es más elevada en las públicas, donde el 27,4% de los estudiantes dejan el grado que comenzaron a estudiar, que en la privada, donde el porcentaje se reduce al 19,8%.

Para Joaquín Aldas, del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) que ha elaborado el estudio, “las tasas de abandono son más elevadas en las universidades presenciales públicas que en las privadas por la renta de las familias” y porque, en su opinión, en las privadas “se hace un mejor acompañamiento al estudiante”, ya que es que genera “los ingresos de la institución”.

Por ramas de estudios, Ingeniería y Arquitectura, con el 36%, y Artes y Humanidades, con un 33,4%, son las que presentan un mayor índice de alumnos que dejan de la carrera, mientras los estudiantes de Ciencias de la Salud, con un 15,5%, tienen la menor tasa de abandono.

“Artes y Humanidades tienen menor presión de demanda, y captan una nota de corte más baja”, ha explicado el investigador Aldas, mientras en los estudios de Ciencias de la Salud ocurre lo contrario: recibe a alumnos con notas de corte más altas y “con formación de partida superior”, según los autores del informe.

Castilla y León, con un 19,6%, es la comunidad autónoma con el índice de abandono de grado más bajo de España, algo que los investigadores atribuyen a la “calidad del sistema preuniversitario” en esta región, “que tiene los mejores resultados del Informe PISA”.

De hecho, la diferencia de abandono universitario entre las comunidades españolas alcanza los 19 puntos porcentuales.

¿QUÉ DETERMINA EL ABANDONO UNIVERSITARIO?

Los investigadores de Ivie han admitido que “es evidente” que el aumento de los precios universitarios durante los años que ha analizado el estudio influyen en el abandono de los estudios universitarios, y han calificado este problema como “grave” y síntoma de “un fracaso del sistema”, en palabras de Francisco Pérez, director de investigación del Ivie.

Sin embargo, en el informe señala la docencia no presencial como la principal variable negativa del abandono de los estudios no universitarios, mientras considera variables positivas el nivel de formación previo del estudiante, la nota de admisión o la titularidad privada de la universidad, sin constar la renta del estudiante ni de las familias.

Aunque el informe U-Ranking 2019 no analiza la influencia del incremento de las tasas universitarias y el impacto de la crisis económica en las familias en el abandono universitario, sí estima el “coste social” que tiene en términos absolutos: 974 millones de euros, lo que supone “el 11,9% del gasto anual de las universidades”, según el estudio de la Fundación BBVA.

LA POMPEU FABRA REPITE COMO LA MEJOR

Por otra parte, el informe U-Ranking 2019 elaborado por la Fundación BBVA y Ivie, incluye la clasificación de las universidades españolas, públicas y privadas, “mediante el seguimiento de 25 indicadores distintos y la construcción de diversos índices sintéticos” basándose en la docencia, investigación, innovación y desarrollo tecnológico.

En esta edición, la séptima del estudio, la Universitat Pompeu
Fabra de Barcelona vuelve a situarse en solitario en la primera posición del ranking general, seguida en segundo lugar por la Universidad Carlos III y las universidades politécnicas de Cataluña y Valencia que comparten el tercer puesto.

Por desempeño docente, lideran la clasificación la Universidad de Navarra y la Universidad de Nebrija, junto con la Universitat Politècnica de València. En el segundo puesto aparecen, con la
misma puntuación, Mondragón Unibertsitatea, Carlos III de Madrid, Deusto, Pontificia Comillas, Politècnica de Catalunya, Pompeu Fabra y Ramon Llull.

En cuanto rendimiento en investigación y en innovación y desarrollo tecnológico las universidades públicas muestran un rendimiento “significativamente mayor” que las privadas, cuyos resultados en investigación son un 34% inferiores a la
media del sistema universitario y un 65% inferiores en innovación y desarrollo tecnológico.

En estas dos últimas actividades las universidades en primera posición son la Pompeu Fabra en rendimiento investigador, y la Universidad Carlos III en investigación y desarrollo tecnológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.