Adherencias en las arterias, colesterol. Estatinas
INTERMOUNTAIN HEALTHCARE HEART INSTITUTE


Un nuevo estudio ha encontrado que los pacientes con enfermedad cardiovascular aterosclerótica reducen el riesgo de un segundo evento cardiovascular adverso importante en casi un 50 por ciento, si se adhieren a tomar un medicamento de estatina como lo prescribe su médico.

Aunque son buenas noticias para los pacientes, las malas noticias son que investigadores del Instituto de Cuidados de la Salud del Corazón en Salt Lake City, Estados Unidos, descubrieron que solo el 6 por ciento de los pacientes sigue el régimen de estatinas que se les dio para bajar el colesterol, negando cualquier beneficio cardiovascular posible.

«Muchos ensayos clínicos han demostrado que las estatinas reducen el riesgo de resultados secundarios, por lo que es realmente importante que tomen estos medicamentos», afirma la investigadora principal del estudio, Heidi May, epidemióloga cardiovascular de Intermountain. «Lo sorprendente que descubrimos es que muy pocos pacientes, incluso dentro de una población asegurada, simplemente no tomaron su medicamento de estatina según lo prescrito», añade.

FALTA DE ADHERENCIA AL TRATAMIENTO POR DISTINTOS MOTIVOS

En el trabajo, los investigadores identificaron a 5.468 pacientes diagnosticados por primera vez con enfermedad cardiovascular aterosclerótica entre 1999 y 2013. Estos pacientes recibieron una prescripción de estatinas para reducir su colesterol dentro de los primeros 12 meses del diagnóstico. Luego, los autores analizaron dos cosas: si los pacientes tomaban o no su medicación y cuántos eventos clínicos adversos importantes (accidente cerebrovascular, ataque cardiaco o muerte) tuvieron durante los próximos cinco años.

Encontraron que los pacientes con una adherencia óptima, que tomaron sus estatinas según lo prescrito al menos el 80 por ciento de las veces, redujeron el riesgo de morir o sufrir un ataque cardíaco o un derrame cerebral en casi el 50 por ciento. Sin embargo, desafortunadamente, solo 351 de esos 5.468 pacientes entraron en la categoría de adherencia óptima, que es aproximadamente el 6 por ciento.

Los investigadores creen que hay varias razones para la falta de adherencia, que incluyen un sesgo contra las estatinas, la preocupación de que ya están tomando demasiados medicamentos, la preocupación por los efectos secundarios, la creencia incorrecta de que después de unos años con las estatinas se curan y no es necesario tomarlas más, o simplemente no son tan importantes.

El costo de los medicamentos probablemente no sea un factor, según los investigadores, ya que todos los pacientes del estudio estaban inscritos en el seguro de salud ‘SelectHealth’, y las estatinas les cuestan solo unos 10 dólares por un suministro de 90 días. May cree que la importancia de tomar estatinas podría perderse en la abundancia de información que los pacientes reciben al momento del alta.

«Durante este tiempo, lo más probable es que los pacientes no se sientan mejor, que tengan miedo de lo que les acaba de pasar y que estén nerviosos por su futuro. Es posible que no puedan procesar todo lo que está sucediendo y cómo realizar un mejor seguimiento, dice esta investigadora, que presenta los resultados este sábado en las Sesiones Científicas del Colegio Americano de Cardiología.

May agrega que los hallazgos del estudio deberían ayudar a los médicos a ver cómo de importante es garantizar que los pacientes que reciben el alta comprendan la importancia de la medicación, y que se debe brindar formación continua sobre la importancia de tomar sus medicamentos según lo prescrito. «Se debe preguntar a los pacientes si están tomando o no estatinas en sus citas de seguimiento, especialmente después del alta», aconseja May.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.