Angélica Pastor


Soy agente del cuerpo de la Policía Local de Palma en proceso de jubilación con Carnet Profesional 420. Toda una vida sirviendo con honor a este colectivo y al que he dado lo mejor de mí mismo, siendo del montón y sin rango.

Lo que más me llena de orgullo, entre otras cosas, es haber salvado en total más de doce vidas en mi trayectoria profesional y ahora resulta que soy “gentuza despreciable”; y lo digo porque usted hace tabla rasa del colectivo y todo lo deriva a Anticorrupción cuando es cuestionada. Yo también fui sindicalista y tuve que lidiar graves confrontaciones con políticos de todos los colores ideológicos.

Usted nos califica como gentuza, acepción que implica como grupo despreciable según la RAE ¿Es usted consciente de que el desprecio moral es una indignidad e insulto mucho mayor que cualquier tipo de crimen?

Señora Pastor ¿Qué puede haber dentro de usted que tanto duela? No es posible influenciar a aquellos hacia los que tienes un odio subyacente. Usted causa mucho dolor al colectivo y la manera de volverse verdaderamente despreciable es despreciar el dolor de otras personas.

Un destacado líder de la izquierda internacional sentenció: “El obrero tiene más necesidad de respeto que de pan”.

¿A qué facción de la izquierda pertenece usted? Nadie debería ser nombrado para una posición directiva si su visión se enfoca sobre las debilidades, en vez de sobre las fortalezas de las personas.

Ni usted, ni nadie, está libre de decir estupideces pero lo malo es decirlas con énfasis. Todos los cerebros del mundo son impotentes contra cualquier estupidez que esté de moda y al parecer, está de moda atacar a nuestro colectivo.

Cualquier adolescente de escuela puede amar como un loco. Pero odiar, amiga mía, odiar es un arte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.