Más de 500 estudiantes han secundado este viernes la ‘huelga por el clima’ y han salido a manifestarse en Palma ante la «emergencia climática» para exigir a los gobiernos que cumplan con los Acuerdos de París.

La protesta en Palma se enmarca en una huelga mundial estudiantil por el clima, promovida por el movimiento internacional ‘Fridays for future’. La organización ha promovido movilizaciones en más de 100 países emulando a la adolescente sueca Greta Thunberg, inspiradora de este movimiento estudiantil, que el pasado verano comenzó a protestar frente al parlamento de Suecia para reclamar que los políticos actúen contra el calentamiento global. La manifestación de Palma es una de las 60 protestas convocadas este viernes en toda España.

Durante la manifestación, que ha obligado a cortar el tráfico temporalmente en varias calles del centro, han coreado lemas como «si la tierra fuera un banco, ya la habrían rescatado», «a ti también te afecta», «quien ama Mallorca no la destruye» o «sin ruido el Gobierno no se mueve».

También han exhibido pancartas con mensajes como «no hay planeta B», «hay más plástico que sentido común» y «en 80 años Mallorca será un desierto», entre otros.

La movilización ha comenzado en la Plaza del Institut Balear -conocida popularmente como ‘Plaza del Tubo’- y ha terminado ante la Delegación del Gobierno en Baleares, pasando por Vía Roma, La Rambla, Plaza Weyler, Plaza Juan Carlos I y el Paseo del Born, todo ello al ritmo de una ‘batucada’. Ante la sede de la Delegación varias jóvenes han leído un manifiesto con el que los estudiantes se han preguntado «qué sentido tiene formarse académicamente» si no tienen «futuro».

Con la protesta también pedían implantar asignaturas de educación ambiental; ampliar y electrificar el sistema de transporte público; ejecutar la Ley de Transición Energética aprobada; limitar la circulación de vehículos de combustión y promover la movilidad no motorizada; reducir el peso del turismo en el modelo económico; recuperar los espacios forestales; y crear bancos públicos de semillas locales.

También han reclamado exigir a las industrias más contaminantes que se ciñan a las políticas medioambientales; fomentar la venta a granel para «que la cultura de usar y tirar quede obsoleta; evitar la contaminación de acuíferos naturales; remodelar y construir nuevas instalaciones de purificación de aguas; vigilar el abandono de escombros en zonas aisladas o en obras; evitar acuerdos petrolíferos; y detener el crecimiento urbanístico y territorial, «y especialmente macroproyectos como Palma Springs».

En el manifiesto han hecho especial hincapié en la situación de Baleares, una «zona especialmente vulnerable», y han alertado de la «insostenibilidad del modelo turístico». «Si las Baleares turísticas fueran el planeta, necesitaríamos 5,7 planetas para mantener su nivel de vida en pleno verano», han reflexionado.

Una portavoz del colectivo EcoUIB, Eva Mangado, ha explicado en declaraciones a los medios que quieren «un futuro», en el que no suba más la temperatura global ni se extingan especies. «Pedimos a los gobiernos que tomen medidas», ha reivindicado.

Por su parte, un portavoz del Sindicato de Estudiantes de Baleares, Diego Moncada, ha reclamado a gobiernos y empresarios «medidas contra el cambio climático». En particular, ha pedido «a las grandes empresas que contaminan que busquen alternativas», y a los gobiernos que actúen contra las compañías que contaminen.

RECIBIDOS POR LA DELEGADA DEL GOBIERNO

Ante la sede de la Delegación del Gobierno, en la calle Constitución, los manifestantes han pedido «que salga el delegado», por lo que la delegada del Gobierno en Baleares, Rosario Sánchez, recibirá a una comitiva de los organizadores para escuchar sus reivindicaciones, según han confirmado fuentes de la institución.

A la manifestación también han asistido cargos de MÉS per Mallorca, como el conseller de Medio Ambiente, Vicenç Vidal; el director general de Energía y Cambio Climático, Ferran Rosa; y la regidora de Ecología de Palma, Neus Truyol. El conseller ha aplaudido que la juventud haya «tomado la palabra contra el cambio climático» y ha recordado políticas impulsadas en Baleares como la Ley de Residuos o la Ley de Cambio Climático.

Además, desde MÉS han avanzado que el alcalde de Palma, Antoni Noguera, y el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, solicitarán reuniones con el movimiento ‘Fridays for future’ de Mallorca.

Por su parte, el secretario general de las Juventudes Socialistas de Baleares, Marc López, y la secretaria de Medio Ambiente y Territorio, Irene Triay, se han adherido a la protesta porque «el cambio climático ya es una realidad, y sus efectos son cada vez más visibles en todo del mundo».

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.