oculista revisión médico tensión introcular
IMO

La implantación de microstents permite controlar la tensión ocular sin tener que recurrir al uso de colirios y consigue reducir la tensión introcular en un 34 por ciento de media, lo que permite que esta glaucoma deje de afectar al nervio óptico, según ha asegurado el doctor David Antolín, jefe del servicio de oftalmología del Hospital La Milagrosa (Madrid) y director médico de Central Ocular (Madrid), en el marco de la campaña ciudadana de detección precoz del glaucoma que ha iniciado este hospital.

El glaucoma es una enfermedad crónica y degenerativa que puede provocar ceguera. El ojo produce un humor acuoso, que cuando no se drena a la misma velocidad que se produce aumenta la presión intraocular provocando el glaucoma. En España aproximadamente 1,5 millones de personas de la población padece esta patología, de los cuales en más de la mitad de los casos no existe diagnóstico.

“El glaucoma se produce porque el paciente presenta una presión introcular (PIO) elevada que daña el nervio óptico”, ha explicado el oftalmólogo, quien ha añadido que la persona no presenta dolor ni un mal aspecto del ojo, y la reducción del campo visual periférico es tan sutil que el paciente no sospecha de este problema.

La cirugía mínimamente invasiva (MIGS) permite reducir la presión intraocular y la pérdida de visión asociada al glaucoma. El mal funcionamiento de la malla trabecular es la principal causa de que no se produzca un drenaje natural del humor acuoso. Actualmente, existen tratamientos que permiten conseguir dar funcionalidad a la malla trabecular, como el láser SLT, que consiste en realizar pequeños disparos selectivos en la malla trabecular. Otra técnica consiste en la colocación de microstents en la misma que sirven de vía de evacuación del humor acuoso.

“En cada ojo se ponen dos microstents que son inyectados mediante una microincisión en la córnea y colocados en la malla trabecular. La intervención se realiza de manera ambulatoria, siendo necesaria sólo la utilización de gotas anestésicas”, ha explicado el especialista.

CAMPAÑA CIUDADANA GRATUITA PARA EL DIAGNÓSTICO PRECOZ

Según los datos de la Sociedad Española de Glaucoma, los principales factores de riesgo asociados a esta patología son ser mayor de 40 años, tener antecedentes familiares de glaucoma y estar en tratamiento de corticoides, ya que su uso aumenta la presión intraocular. También son factores de riesgo padecer diabetes y tener miopía elevada.

Por ello, desde el Hospital La Milagrosa han iniciado una campaña ciudadana gratuita, que tendrá lugar entre los días 12 y 14 de marzo en este centro, para el diagnóstico precoz de esta patología. “A todos los pacientes se les hará toma de presión intraocular, la evaluación fundoscópica del nervio óptico y, en caso de tener sospechas de la existencia de glaucoma, una tomografía de coherencia óptica (OCT)”, ha explicado el doctor Antolí, quien aconseja realizar revisiones oftalmológicas anuales para evitar casos de ceguera por el glaucoma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.