Los expertos y directivos españoles esperan que la economía española crezca un 2,2% este año, en línea con las previsiones realizadas por el Gobierno y el Banco de España, para desacelerar tres décimas en 2020, hasta el 1,9%.

Se trata del pronóstico realizado por el conjunto de los 400 expertos y empresarios consultados para el Consenso Económico, que realiza trimestralmente PwC, y en el que apuntan a una “suave desaceleración” de la economía española iniciada hace unos meses.

Según una mayoría de los encuestados, los precios se situarán en una subida de entre el 1% y el 1,5% a finales de 2019, con unos tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE) en el 0%, según el 48% de los panelistas.

Asimismo, el 48% cree que el ritmo de creación de empleo disminuirá, aunque una mayor parte de los expertos y directivos, un 60%, cree que la evolución del consumo de las familias y la demanda de viviendas continuará comportándose igual.

Algo similar sucede con las expectativas sobre la evolución de la inversión productiva, las exportaciones y la creación de empleo. Solo un 17,5% espera que tanto la inversión productiva como las exportaciones aumenten en los próximos seis meses y una mayoría –del 62,5% y el 53,3%, respectivamente– espera que permanezcan estables.

“INCERTIDUMBRE Y DEBILIDAD DEL CRECIMIENTO”

En el plano internacional, las expectativas de los panelistas siguen marcadas por “la incertidumbre y la debilidad del crecimiento”. Disminuyen del 55,7% al 50% los que califican la situación actual de la economía mundial como buena y aumentan prácticamente en la misma proporción los que la consideran regular.

Este desplazamiento hacia posiciones menos optimistas es más pronunciado cuando se les pregunta a los expertos sobre la Unión Europea: caen en más de 25 puntos, hasta el 19,1%, los que piensan que la situación es buena, mientras que crecen en 20 puntos los que la califican como regular.

Para diciembre de 2019, el 33,6% de los expertos, empresarios y directivos espera que la situación económica en la eurozona siga igual y un 57,9% que vaya a peor. Las dos principales cuestiones que están condicionando las perspectivas a corto plazo de la coyuntura económica mundial son los riesgos derivados de las tensiones proteccionistas –para el 63,9%– y los riesgos asociados al Brexit y a la integración europea –para el 59,2%–.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.