Carlos Rivera
Fotos: Isabelle Sleijpen


De vuelta por tierras españolas, el cantante mejicano Carlos Rivera presentó anoche en el Auditorium de Palma su último trabajo discográfico, “Guerra”, en su ya exitosa gira internacional “Guerra Tour”.

Con una estética y una puesta en escena impecables, Carlos Rivera se presentó anoche ante unos 1400 seguidores en el Auditorium de Palma. Entró en escena, triunfal y envuelto en aplausos, seguido de varios bailarines que le acompañaron en una coreografía desenfrenada.

Hizo una pausa tras el segundo tema porque los “¡Viva Méjico!” no dejaron de escucharse durante toda la noche mientras un grupo de seguidores enarbolaba la bandera de su país. Carlos, emocionado, se deshizo en agradecimientos ante estas muestras de cariño porque, una vez más, Mallorca ha respondido a su presencia con una sala llena y entusiasta.

Y es que después de una ausencia de más de tres años, por fin Mallorca ha podido disfrutar de nuevo de toda la fuerza y de todo el ritmo al que nos tiene acostumbrados en sus conciertos.

Luchador incansable, Carlos Rivera se desnuda el alma en su último trabajo “Guerra” y muestra a todos sus seguidores lo más íntimo de su sentimientos con once temas más un bonus track.

En este último disco, el artista ha hecho una profunda reflexión para compartir con sus seguidores los que han sido los momentos más importantes de su vida y las decisiones más duras que ha tenido que tomar. En palabras del cantante: “En este disco me he dejado el alma entera”.

Carlos Rivera, el cantante, compositor y actor mejicano que llegó a España para conquistarla es, como él mismo afirma, un enamorado de la isla. De hecho, el año pasado vino a Mallorca para disfrutar unos días de incógnito.

Con “Guerra”, ha intentado plasmar la lucha diaria de cada uno de nosotros para convertir los sueños en realidad aunque, según palabras del artista, “la única guerra que vale la pena es la que se libra con amor”.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.