policia nacional


Agentes de la Policía Nacional han detenido al progenitor de un lactante, de tan sólo cuatro meses de edad, acusado de delito de lesiones ante las sospechas de que se trate de un presunto caso de malos tratos al pequeño; tras ser alertados por los médicos del centro hospitalario que atendieron al niño.

Las lesiones que presenta el recién nacido son compatibles con la hipótesis de que uno de los padres hubiera zarandeado con fuerza a su hijo; además, el pequeño sufre lesiones en ambos ojos.

Al parecer los hechos se produjeron la semana pasada en el municipio de Manacor, en circunstancias que todavía se están investigando. El menor fue ingresado en el hospital del municipio y ante la gravedad de su estado, fue rápidamente trasladado a la UCI pediátrica del Hospital de Son Espases.

Los servicios sanitarios comunicaron lo sucedido a la Policía Nacional, tal y como marca el protocolo en éstos casos

Cuando el equipo médico observó las lesiones del lactante, comprobaron que podían ser compatibles con el llamado “síndrome del zarandeo”; por lo que decidieron dar parte a la Policía Nacional.

Los agentes, tras realizar las correspondientes investigaciones al respecto, apuntan al padre como presunto autor de las lesiones del bebé; por lo que se procedió a su detención. El padre detenido, de 37 años de edad, pasó a disposición judicial el pasado viernes. El juez ha acordado una orden de alejamiento de 200 metros respecto del menor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.