Agentes de Policía Nacional han detenido a una joven de 33 años por tratar de arrebatar presuntamente a un bebé de un año a su madre, quien lo tenía en brazos, y a quien agredió con puñetazos para tratar de hacerse con el menor.

Según fuentes de la investigación, los agentes acudieron en la tarde del domingo a la calle Águilas de Salamanca, desde donde fueron alertados por testigos de que una mujer había agredido a otra.

A su llegada, un varón, que manifestó ser tío de la víctima, dijo que había bajado a la calle desde su domicilio –junto al lugar de los hechos– para ayudar a su sobrina, después de que ella le pidiera auxilio por el telefonillo.

El hombre, además de dejar constancia de que su familiar le había explicado que una mujer, a la que ninguno de los dos conocía, “había intentado quitarle a su hijo de los brazos” y le había golpeado con puñetazos, explicó que cuando bajó y trató de interponerse para ayudar a su sobrina, él también recibió un puñetazo y arañazos.

Entonces, los agentes trataron de identificar a la presunta autora, quien estaba todavía presente y quien se negó “airadamente, insultando y amenazando a los agentes”, por lo que la trasladaron a dependencias policiales.

Ya en el trayecto, la detenido continuó “en la misma actitud agresiva”, golpeó el vehículo y siguió con las amenazas, además, en las dependencias policiales, lanzó una patada a uno de los policías y amenazó “de muerte” a los presentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.