Kim Jong Un
DPA


Corea del Norte está analizando la opción de suspender las conversaciones con Estados Unidos y su líder, Kim Jong Un, podría reconsiderar la prohibición de los ensayos con misiles, según han informado medios locales citando a un alto funcionario.

La viceministra de Asuntos Exteriores norcoreana, Choe Son Hui, ha culpado a los funcionarios de Estados Unidos por el fracaso de la cumbre celebrada a finales de febrero en Hanói entre el presidente de Estados Unidos, Dondald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un.

«No tenemos intención de ceder a las demandas de Estados Unidos de ninguna manera y tampoco tenemos previsto retomar ninguna negociación en este sentido», ha señalado Choe Son Hui, según unas declaraciones publicadas en los medios locales que ha recogido Associated Press.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, han creado «la atmósfera de hostilidad y desconfianza que ha obstruido los esfuerzos de las negociaciones entre los líderes supremos de Corea del Norte y Estados Unidos», ha denunciado la viceministra norcoreana.

Está previsto que Kim Jong Un haga pronto un anuncio oficial sobre su postura en las conversaciones de desnuclearización con Estados Unidos, así como los siguientes pasos que dará Corea del Norte, según ha adelantado Choe, que ha asegurado que Washington ha desperdiciado una «oportunidad de oro» en la cumbre y ha advertido de que Kim Jong Un podría repensar la moratoria del lanzamiento de misiles.

«Quiero dejar claro que la actitud de gánster de Estados Unidos puede poner en riesgo la situación», ha asegurado, aunque «la relación personal entre los dos líderes supremos sigue siendo buena y la química es maravillosamente misteriosa».

SIN SOLUCIÓN CERCANA

La segunda cumbre entre Trump y Kim fracasó debido a las exigencias de Washington sobre la desnuclearización de Pyongyang y a las peticiones de Corea del Norte de reducción de las sanciones internacionales impuestas al país por las pruebas balísticas y nucleares que ha llevado a cabo durante años en contra de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Choe Son Hui ha advertido de que Kim Jong Un puede romper su compromiso de llegar a un acuerdo con Estados Unidos después de que Trump rechazase levantar algunas sanciones a cambio del desmantelamiento del mayor complejo nuclear del país.

Esta semana, el enviado especial de Estados Unidos para Corea del Norte, Stephen Biegun, ha recalcado que Washington está comprometido para seguir avanzando, pero no ha especificado cuándo podrían retomarse las conversaciones. «La diplomacia sigue estando muy viva», afirmó este lunes, aunque no especificó si ha habido más contactos desde la fallida cumbre.

Mientras, en Pekín, el primer ministro chino, Li Keqiang, ha pedido paciencia y ha animado a ambos a seguir con el diálogo. «Podemos decir que el problema de la península es complicado y va para largo, no puede solucionarse de la noche a la mañana», ha afirmado este viernes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.