Un hombre ha sido condenado a seis meses de cárcel y a pagar 200 euros de indemnización por seguir e intimidar en diversas ocasiones  a un agente de la Policía Local de Inca que se hallaba fuera de servicio y junto a sus hijas en Inca con frases como «le cortaré el pescuezo».

Los hechos se repitieron en dos ocasiones a lo largo de 2016 cuando el ahora condenado, de nacionalidad española y 54 años de edad, siguió al agente cuando este se hallaba fuera de servicio y acompañado de sus hijas menores de edad.

Según ha podido saber Crónica Balear, el policía había denunciado al hombre en varias ocasiones por lo que este decidió vengarse de esa forma. Su manera de actuar siempre era la misma: se situaba cerca del agente, cogía su móvil y mantenía -o simulaba mantener- una conversación amenazadora en voz muy elevada para que pudiera oírle la víctima

Así, por ejemplo, en una ocasión comenzó a proferir frases del tipo “le cortaré el pescuezo ya que tengo a mis hijos crecidos, no como otros”. El juez ha entendido que esta frase fue una amenaza “no de forma directa pero sí, de viva voz, y con la intención de que se diera por aludido”.

En otra de las ocasiones, en septiembre de 2016, el ahora condenado siguió a escasos metros al policía desde la calle Mayor hasta la calle Pau. Durante el trayecto, se puso a hablar por teléfono móvil y con voz muy elevada dijo: “Necesito dos o tres balas. No me la des vacía. Sí, me lo das completo; por lo menos para pegarle 17. El cargador. Lo que sea, lo que tenga que darte te lo doy. Se lo voy a dar andando y conforme vaya andando se va a quedar tirado en la calle y luego me voy. Y lo necesito ya”.

Una situación que creó «un gran desasosiego» en el agente y por la que se vio obligado a presentar una denuncia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.