La Guardia Civil ha detenido  a 23 personas por, presuntamente, haber falseado la documentación legal necesaria para comerciar con material pirotécnico.

Los detenidos eran los responsables de comercios dedicados a la distribución y venta de artículos que infringían la normativa de consumo en lo que respecta al etiquetado, controles de calidad, marcas registradas etc. También se les relaciona con la venta de material pirotécnico y armas incluidas en la categoría 4ª del Reglamento de Armas y Explosivos (armas de aire comprimido) sin poseer autorización para ello.

Durante las inspecciones se han levantado un total de 27 actas por infracciones administrativas a diferentes normativas como son las de consumo, comercio, espectáculos públicos, protección de datos, laboral, facturación e iva. También se han realizado dos informes por observar los guardias civiles irregularidades en materia de seguridad industrial. Se inmovilizaron un total de 5.254 productos por no cumplir con la normativa de consumo, principalmente en el etiquetado, y por ser algunos de ellos peligrosos para los usuarios, todo ello en protección al consumidor final de estos artículos.

Especialistas de la Guardia Civil de la Intervención de Armas se desplazaron igualmente a las inspecciones de los diferentes comercios e incautaron un total de 101.000 artículos pirotécnicos que eran almacenados/comercializados sin autorización para ello, o amparados por documentación falsificada.

Los establecimientos inspeccionados se localizan en Palma, Inca, Lloseta, Porto Cristo, Cala Millor, Campos, Llucmajor, Can Picafort y Sant Antoni de Portmany y en ella han intervenido diversas unidades de la Guardia Civil en Illes Balears.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas actuaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.