JUZGADO , CONDENA , JUEZ


Una madre, A.M.V., de 42 años, deberá sentarse en el banquillo acusada de un delito de lesiones con uso de arma agredir con un cuchillo de cocina al hombre que estaba pegando a su hija, un joven de 23 años, D.G.H., que no aceptaba la ruptura sentimental.

Los hechos, según recoge el escrito de calificación provisional del Ministerio Fiscal, se remontan al 13 de mayo de 2017 cuando la hija de la acusada se encontraba en un pub de Valdepeñas de Jaén y el acusado que «no aceptaba la ruptura de la relación sentimental que había tenido lugar varios días antes» comenzó a insultarla y a propinarle empujones hasta el punto de «tirarla al suelo e intentar agredirla».

La joven logró zafarse del acusado y salir del local, aunque D.G.H. «le dio alcance y volvió a empujar y tirarla al suelo». La chica consiguió llegar hasta la puerta del domicilio donde el acusado «volvió a empujarla, zarandeándola, cogiéndola de la cabeza y golpeándola contra el bordillo». Fue en ese momento cuando la madre abrió la puerta de la vivienda y la chica pudo refugiarse dentro de la casa.

D.G.H. intentó entrar en la vivienda y fue entonces cuando la acusada «en defensa de sus hija y para impedir el paso de éste a la vivienda, portando un cuchillo de cocina en la mano», propinó al también acusado un corte en el antebrazo izquierdo.

No sirvió de nada porque el acusado logró entrar en la vivienda sin el consentimiento ni de la madre ni de la hija y localizar a la chica en la cocina donde continuó con la agresión propinándole bofetadas. Y así siguió hasta que intervino el hermano de la chica y el acusado recibió una llamada al móvil que le llevó a abandonar la vivienda.

Al joven el Ministerio Fiscal le imputa cuatro delitos de maltrato en el ámbito de la violencia sobre la mujer y un delito de allanamiento de morada por los que le reclama tres años y medio de cárcel y quince años de prohibición de comunicarse o acercarse con su expareja, así como otros tres años de alejamiento de la madre de ésta. También le reclama 120 euros por las lesiones que presentaba la chica. En el caso del joven, Fiscalía contempla el agravante de parentesco.

A la madre de la chica, Fiscalía re reclama dos de prisión por un delito de lesiones con arma y tres años de prohibición de acercamiento o comunicación. En este caso, el Ministerio Fiscal ha tenido en cuenta la circunstancia atenuante de legítima defensa. Además, el Ministerio Fiscal le reclama que indemnice D.G.H. en 510 euros por las secuelas que le dejó la agresión con el cuchillo de cocina y por la que le tuvieron que dar cinco puntos de sutura.

2 Comentarios

  1. Si me tocan a mi hija no le hago un corte en el brazo, que esperan que lo dejen entrar y quedarte viendo como lo pegan una paliza a tu hija.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.