Una delegación del Fons Mallorquí de Solidaritat viaja a Burkina Faso para supervisar los proyectos con los que trabaja


Una delegación del Fons Mallorquí de Solidaritat i Cooperació, financiado por diferentes entidades de la Isla e incluido el Consell, ha viajado a Burkina Faso para «conocer y supervisar» los proyectos con los que trabaja «desde hace diez años», en la zona de Tádeo.

En un comunicado emitido por la institución insular, se ha informado de que el objetivo de la vista es saber «en qué estado se encuentran» las instalaciones ya creadas y las que se acaban de finalizar recientemente, y se ha explicado que, asimismo, el presupuesto de este año es de 1.200.000 euros, «el mayor en los últimos 25 años de historia del Fons».

Han asistido el vicepresidente segundo y conseller de Participación Ciudadana y Presidencia y vicepresidente del Fons, Jesús Jurado, y la gerente del Fons, Antònia Rosselló.

Según se ha explicado desde el Consell, Burkina Faso es considerado uno de los países «más pobres del mundo», con un ingreso bruto por cápita de 1.200 dólares anuales y, en este sentido, los factores decisivos» en el índice de pobreza son el crecimiento de la población con una media de 6 hijos y medio por mujer y la aridez del suelo.

Además, se suma «un grave problema de terrorismo islámico», que crea «inseguridad ciudadana y también reduce exponencialmente la industria turística», lo que provoca una tasa de emigración «alta».

En esta línea, «muchos de ellos quedarán en los países vecinos, pero también hay otros que intentarán llegar a Europa, cruzando desiertos y la costa atlántica, esquivando peligros como las mafias, violaciones o morir ahogados a la mar Mediterráneo o si tienen suerte, llegar a España de forma ilegal», han explicado desde el Fons.

«Por este motivo es tan importante trabajar en cooperación con las instituciones locales de estos países emisores de inmigración, para conseguir que puedan tener una vida digna a su propio país. ¿Cómo se hace esto? Colaborando para mejorar la educación, la agricultura y la sanidad, pero sobre todo, fortaleciendo el tejido social del país», ha explicado Jurado después de una de las primeras visitas a las instalaciones de un instituto finalizado el 2016 a Batondo,
provincia de Ténado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.