La dirección general de Turismo del Govern ha tramitado 119 expedientes sancionadores a particulares por alojamiento ilegal durante 2018, que podrían llegar a unos 1,5 millones de euros en recaudación.

Según ha anunciado la Vicepresidencia y Conselleria de Innovación, Investigación y Turismo en un comunicado, durante el año pasado se han abierto un total de 200 expedientes sancionadores, de los cuales la mayor parte –119–corresponde a responsables de alojamientos ilegales, es decir, a alquiler turístico de viviendas sin la licencia correspondiente.

El Govern ha querido recordar que desde la entrada en vigor de la Ley 6/2017 del turismo de Baleares, relativa a la comercialización de estancias turísticas en viviendas, se declara a responsables de las infracciones relacionados con la comercialización de estancias turísticas en viviendas ilegales tanto a los propietarios de los inmuebles como a los posibles explotadores y los comercializadores a través de cualquier tipo de soporte.

Entre las otras infracciones tramitadas por el servicio durante 2018 se encuentran 35 expedientes sobre oferta complementaria, 21 sobre deficiencias o cambios no comunicados en los establecimientos, 12 sobre los rent a cars, dos en agencias de viajes sobre incumplimiento contrato y 11 sobre ampliación no estructural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.