La dirección general de Turismo del Govern ha tramitado 119 expedientes sancionadores a particulares por alojamiento ilegal durante 2018, que podrían llegar a unos 1,5 millones de euros en recaudación.

Según ha anunciado la Vicepresidencia y Conselleria de Innovación, Investigación y Turismo en un comunicado, durante el año pasado se han abierto un total de 200 expedientes sancionadores, de los cuales la mayor parte –119–corresponde a responsables de alojamientos ilegales, es decir, a alquiler turístico de viviendas sin la licencia correspondiente.

El Govern ha querido recordar que desde la entrada en vigor de la Ley 6/2017 del turismo de Baleares, relativa a la comercialización de estancias turísticas en viviendas, se declara a responsables de las infracciones relacionados con la comercialización de estancias turísticas en viviendas ilegales tanto a los propietarios de los inmuebles como a los posibles explotadores y los comercializadores a través de cualquier tipo de soporte.

Entre las otras infracciones tramitadas por el servicio durante 2018 se encuentran 35 expedientes sobre oferta complementaria, 21 sobre deficiencias o cambios no comunicados en los establecimientos, 12 sobre los rent a cars, dos en agencias de viajes sobre incumplimiento contrato y 11 sobre ampliación no estructural.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.