Una de las agentes de la brigada de Policía Judicial detenidos
PN


La Policía Nacional ha detenido en Alicante a un matrimonio y una tercera persona por presuntamente estafar más de 28.000 euros en la compra o el alquiler de viviendas, mediante anuncios falsos en Internet y una supuesta agente inmobiliaria.

La investigación arrancó al seguir el rastro de la pareja, que ya fue detenida el año pasado por su presunta implicación en delitos de estafa y pertenencia a grupo criminal, informa la Jefatura Superior en un comunicado.

Los sospechosos se dedicaban a apropiarse de las fianzas y reservas que los perjudicados abonaban por la compra de las supuestas viviendas que ofrecían de modo fraudulento. Para conseguir los pagos, falsificaban las firmas en los contratos de arras, al tiempo que modificaban los datos del registro de la propiedad y de identidad de los verdaderos propietarios. La Policía esclareció tres denuncias por defraudar cerca de 70.000 euros.

En esta ocasión, los agentes tuvieron conocimiento que el matrimonio, junto con otra persona, podría llevar de nuevo a cabo estafas inmobiliarias, para lo que una de los tres detenidos se hacía pasar por agente inmobiliaria.

Para ello, la mujer presuntamente ofrecía la venta de inmuebles a través de anuncios en Internet, pero en la mayoría de ocasiones se trataba de viviendas sobre las que no tenían ningún tipo de poder de decisión sobre su venta o alquiler.

Gracias a las denuncias de dos nuevos perjudicados, los investigadores descubrieron que los presuntos autores pedían a los compradores grandes cantidades de dinero en concepto de reserva o fianza de esas viviendas.

Una vez abonada la cantidad, las víctimas intentaban contactar con la falsa agente inmobiliaria para interesarse por la fecha de la firma de los contratos de compra-venta, sin obtener respuesta en la mayoría de ocasiones.

CASAS QUE NI ESTABAN A LA VENTA

De hecho, en algunos casos, las viviendas ni siquiera se encontraban en venta, y en otros los estafadores encubrían la reserva de la casa al propietario para supuestamente apropiarse del dinero. Paralelamente, las víctimas realizaban transferencias bancarias a cuentas de varias entidades.

La Policía identificó así a los titulares de todas las cuentas y, una vez determinó el modus operandi y la implicación en la trama de los sospechosos, estableció un dispositivo que concluyó con la detención de tres personas. Esta operación ha desarticulado en Alicante un entramado que en pocos meses logró estafar a los dos perjudicados hasta 28.400 euros.

Los tres arrestados, de 28 a 70 años, han sido puestos en libertad tras prestar declaración en las dependencias de la Policía Nacional de Alicante. En la investigación participaron efectivos del grupo de delincuencia económica de la brigada de Policía Judicial de la comisaría provincial.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.