Parque de la Paz de Nagasaki
Reuters


Supervivientes de los ataques nucleares de Hiroshima y Nagasaki han protagonizado este sábado una concentración en Nagasaki junto a otros manifestantes para protestar contra la decisión de Estados Unidos de retirarse del Acuerdo para la Reducción de Armas Nucleares de Rango Intermedio (INF) suscrito en 1987 entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Unos 80 manifestantes se han concentrado durante una hora junto a la Estatua de la Paz del Parque de la Paz de Nagasaki. Los supervivientes han denunciado que el mundo vuelve a ser vulnerable a los peligros de las armas nucleares y han asegurado que no se rendirán y que seguirán protestando, informa la televisión japonesa NHK.

Igualmente han expresado su deseo de que Nagasaki sea la última ciudad que sufra las consecuencias de una detonación nuclear y han emplazado a Rusia y Estados Unidos a hacer esfuerzos para avanzar hacia el desarme nuclear.

Además los participantes han anunciado que enviarán cartas para trasladar su profundo malestar a las embajadas de Estados Unidos y de Rusia.

Uno de los participantes ha argumentado que si Estados Unidos cree que Rusia está incumpliendo el tratado, deberían resolverlo con el diálogo y no abandonando el acuerdo.

Cada día nueve de cada mes se celebran concentraciones en el Parque de la Paz de Nagasaki para exigir el desarme nuclear y en recuerdo del ataque del 9 de agosto de 1945, cuando Estados Unidos lanzó una bomba atómica sobre la ciudad nipona.

El INF, suscrito en 1987, ayuda a proteger la seguridad de Estados Unidos y a sus aliados en Europa y Asia. Prohíbe que Estados Unidos y Rusia posean, produzcan o prueben un misil de crucero lanzado desde tierra con un alcance de 450 a 5.600 kilómetros, una distancia que no da margen para los sistemas antimisiles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.