Colegio, escuela, aula, primaria, clase,
EP


El alumnado de Cataluña en cuyos hogares se habla castellano obtiene menos puntuación en competencias de ciencias o lectura que los estudiantes que hablan catalán en casa, aunque sólo afecta en el alumnado masculino, mientras que las diferencias entre las estudiantes castellanoparlantes y catalanoparlantes no es significativo, según el estudio ‘Efectos de la inmersión lingüística sobre el alumnado castellanoparlante en Cataluña’, que ha sido presentado este jueves en Madrid.

Este estudio, dirigido por los economistas de la Universidad de Barcelona Jorge Calero y Álvaro Choi, se basa en los resultados catalanes del Informe Pisa 2015 que elabora la OCDE. En concreto, utiliza los datos de 1.347 alumnos de Cataluña de 15 años escolarizados en 44 centros públicos y privados-concertados.

En la presentación del estudio, a la que ha acudido la portavoz de Educación de Ciudadanos en el Congreso, Marta Martín, sus autores han destacado que el alumnado en cuyos hogares se habla castellano obtiene 10,85 puntos menos en la evaluación de la competencia de ciencias que el alumnado de hogares donde se habla catalán.

También, el resultado es de 10,3 puntos menos en el caso de la competencia de lectura. Sin embargo no hay diferencias significativas en la competencia de matemáticas, algo que se debería, según los autores del estudio publicado por la Fundación Europea Sociedad y Educación, “por la utilización en matemáticas de un lenguaje formalizado específico”.

 

 

“Los resultados que hemos expuesto apunta claramente a la existencia de un problema de equidad que genera perdedores claros de la política de inmersión lingüística en Cataluña”, ha defendido Jorge Calero, que ha reclamado “un debate racional” sobre el modelo educativo catalán y ha calificado su estudio como “pionero”. “Se decía que el modelo de inmersión lingüística era un modelo de éxito, pero no había pruebas empíricas”, ha asegurado.

Sin embargo, el estudio revela que no existen diferencias significativas entre los resultados de las chicas castellanoparlantes y las catalanoparlantes, algo que el profesor Calero atribuye al hecho de que las estudiantes “lo hacen mejor”, por lo general, en todos los niveles educativos. “Por alguna serie de motivos, las chicas se adaptan mejor a estos procesos que los chicos”, ha argumentado.

Jorge Calero también ha cuestionado la defensa del modelo de inmersión lingüística catalán, que atribuye al “relato” de posiciones políticas “radicales”. “Se dice que ‘la escuela no se toca’, pero a lo mejor hay que tocarla. Ese relato tiene un componente ideológico importante”, ha añadido.

El estudio de Calero y Choi no sólo señala que existen diferencias de resultados por sexo. También en cuanto a la titularidad del centro, siendo las diferencias más significativas en los públicos que en los concertados, y en la ubicación de los estudiantes, ya que la brecha es más pronunciada en Barcelona ciudad que en el resto de municipios catalanes, han apuntado.

Tras la presentación, la diputada de Ciudadanos Marta Martín ha calificado el estudio de “emblemático”. “Era necesario mostrar con evidencias científicas lo que desde hace tiempo algunas fuerzas políticas veníamos repitiendo, que no se podía hacer una imposición lingüística sin pensar en los más afectados, que son los niños”, ha declarado a los medios.

En ese sentido, Martín ha expresado que Ciudadanos seguirá pidiendo, “no porque creamos que es una cuestión ideológico”, un cambio del modelo educativo en Cataluña. “Es urgente, no se pueden hacer políticas educativas sin tener evidencias suficientes, y está llevando a este país a una situación inmanejable en el terreno educativo”, ha apostillado.

CATALUÑA, POR ENCIMA DE LA MEDIA

Los resultados del Informe Pisa 2015 en los que se basa el estudio presentado este jueves en Madrid situaban a Cataluña por encima de la media española, europea y de los países de la OCDE en las competencias educativas básicas de tipo científico, comprensión lectora y matemáticas. En concreto, los estudiantes catalanes obtuvieron en competencia científica 504 puntos (+12 puntos respecto a 2012); en comprensión lectora, 500 (-1 punto) y en matemáticas, 500 (+7 puntos).

En la media española la competencia científica alcanzó los 493 puntos, la comprensión lectora 496, y la competencia matemática los 486, mientras que en la Unión Europea (UE) fue de 495, 494 y 493, respectivamente, y en la OCDE de 493, 493 y 490, respectivamente.

De esta forma, Cataluña se situaba en la línea de países como Suecia, Alemania, Polonia, Austria, Bélgica, Irlanda, Estados Unidos, Reino Unido, Noruega, Dinamarca, Suiza, Francia, Australia, Países Bajos y Polonia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.