electrificación del transporte vehículos coche eléctrico
IBIL


La electrificación de los vehículos (turismos, furgonetas, motocicletas y autobuses y otros) requerirá una inversión adicional de 2.543 millones de euros entre 2021 y 2030, para alcanzar la estimación del Gobierno de que habrá un parque de vehículos eléctricos de cinco millones de unidades para ese año.

Según recoge el informe de impacto económico del borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), presentado este viernes en el Consejo de Ministros, la previsión es que el número de vehículos eléctricos en circulación para 2030 se situará en cinco millones de unidades, a lo que contribuirán las medidas que contempla dicho plan.

El informe de impacto indica que las inversiones movilizadas adicionales de 2.543 millones de euros entre 2021 y 2030 contabilizan la diferencia entre el coste de un vehículo convencional y uno eléctrico (37%, según BNEF), mientras que para los autobuses se ha considerado una reducción del coste adicional del 8% anual.

El documento apunta que, del total de inversiones adicionales necesarias en comparación con vehículos de combustión, 712 millones de euros corresponderán a turismos, una cantidad que «refleja el hecho de que una parte sustancial de las ventas de vehículos eléctricos sucede en el período 2025-2030, cuando la diferencia en coste se espera que sea ya poco significativa, y por ello la inversión movilizada no es sustancial».

En el caso de las motocicletas, el importe diferencial se situará en 23 millones de euros, mientras que las inversiones vinculadas a los autobuses y otros alcanzarán un importe de 1.808 millones de euros.

INFRAESTRUCTURAS.

En el terreno de las infraestructuras de recarga, el informe de impacto económico realizado por el Ministerio para la Transición Ecológica apunta que para un escenario objetivo con cinco millones de vehículos eléctricos en España se necesitarían inversiones de 8.849 millones de euros.

El texto destaca que el «escenario tendencial» apunta a un parque de modelos eléctricos en España de 600.000 unidades para el ejercicio 2030, para lo que sería necesaria una inyección en infraestructuras recarga de 1.210 millones de euros.

De esta forma, la previsión de contar con una flota circulante de cinco millones de vehículos eléctricos para 2030 por parte del Gobierno conllevaría una inversión adicional de 7.639 millones de euros en puntos de recarga.

El Ministerio para la Transición Ecológica calcula que la instalación de puntos de carga en garajes privados o comunitarios tiene un coste medio de 1.200 euros en el caso de automóviles y de 600 euros, de motocicletas.

Por su parte, estima que los puntos de recarga privados suponen también un coste de 1.200 euros, cifra que se eleva hasta 6.000 euros al tratarse de postes de recarga en vías públicas. De su lado, los puntos en electrolineras representan un coste medio de 200.000 euros y de 500.000 euros, en el caso de estar adaptados para recargar autobuses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.