La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares retomará la próxima semana el juicio del ‘caso Over’, que investiga el presunto uso de fondos públicos para beneficiar a Over Marketing. El juicio se tuvo que suspender por enfermedad de una de las magistradas a finales de octubre, pero se ha reincorporado a su puesto recientemente.

En esta pieza separada, la número 27 del ‘caso Palma Arena’, los principales acusados son el expresidente del Govern, Jaume Matas y el exconseller de Interior, José María Rodríguez, ambos del PP, así como el empresario Daniel Mercado, propietario de Over Marketing, empresa encargada de las campañas electorales del PP en los años 2003 y 2007.

También están acusadas la exsecretaria general técnica de Conselleria de Interior, Maria Luisa de Miguel; la exjefa de prensa de la Conselleria de Salud, María Luisa Durán; y la exdirectora general de Tecnología Encarnación Padilla -cuñada de Matas-.

MATAS ALCANZÓ UN ACUERDO CON EL QUE EVITÓ LA CÁRCEL

El juicio engloba las tres subpiezas en las que a su vez se dividió la pieza 27 y comenzó el 1 de octubre de 2018. En la primera sesión, Matas llegó un acuerdo por el que reconoció los hechos y aceptó las penas propuestas por Fiscalía, algo que también hizo Mercado.

Así, el expresidente admitió delitos de fraude a la administración, malversación de caudales públicos y prevaricación y abonó su parte de la responsabilidad civil, de cerca de 10.000 euros. La pena de cárcel se vio rebajada a dos años y medio de prisión y fue sustituida por una multa de 18.000 euros. En cambio, José María Rodríguez no aceptó el acuerdo de conformidad.

En su declaración, Matas -que fue ministro de Medio Ambiente en el segundo gobierno de José María Aznar- matizó que “en las 20 causas” en las que ha sido “condenado” él no ha “firmado nada”. “Aunque no tenga la responsabilidad al detalle, sí he aprendido que soy el culpable y el responsable”, sostuvo.

RODRÍGUEZ NEGÓ LOS HECHOS PERO TESTIGOS E IMPUTADOS LE INCRIMINAN

El expresidente confesó también que había pedido a sus consellers que “dieran trabajo al señor Mercado”. Sin embargo, el exconseller Rodríguez negó los “pagos en B” y rechazó haberse reunido alguna vez con el propietario de Over Marketing -algo que posteriormente contradijo una técnica de la empresa que declaró como testigo- o que el expresidente del Govern, Jaume Matas, le ordenase contratarlo.

Otros de los investigados también incriminaron a Rodríguez: De Miguel dijo que era él quien encargaba los trabajos de Over y el empresario sostuvo que el político conocía que se pagaba en dinero negro.

En cambio, el exgerente del PP balear, Fernando Areal -condenado por pagos en negro durante la campaña electoral de 2007-, apuntó que Rodríguez “no tuvo que intervenir absolutamente en nada”.

Asimismo, una trabajadora de Over que declaró como testigo manifestó que vio “cosas raras”, como que se conociera información de concursos públicos no anunciados.

El juicio tuvo que suspenderse a partir del 29 de octubre por enfermedad de una de las magistradas. Quedaron pendientes, entre otros testigos, el exgerente del PP, Antonio López.

COMPARECENCIA EN EL CONGRESO

Al margen del juicio en la Audiencia, en noviembre el expresidente compareció por videoconferencia, desde la cárcel, en la comisión parlamentaria del Congreso para investigar las cuentas del PP. Allí, el exministro negó que el PP balear se financiara ilegalmente y mantuvo que ni José María Aznar ni Mariano Rajoy se metían en las cuentas de la organización autonómica. También dijo que jamás cobró donaciones de empresas a cambio de obra pública ni sobresueldos.

Matas cumple condena en la cárcel de Aranjuez desde el pasado mes de junio -tres años y ocho meses de prisión que le impuso el Tribunal Supremo por el ‘caso Nóos’-.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.