Isidre Esteve
REPSOL RALLY TEAM


El piloto español Isidre Esteve (Repsol Rally Team) considera que hay que «dar más valor» a su vigesimoprimer puesto en el Dakar de este año que al mismo que logró en 2018 por la complejidad que ha tenido la edición de este año, pero sabe también que para que pueda optar al ‘Top 15’ hay que «cambiar el planteamiento» y acudir con una mejor estructura a un ‘raid’ para el que sería «fantástico» que lo hiciese Fernando Alonso en un futuro y que «dejará de tener sentido si deja de ser complicado».

«Ha sido una edición muy difícil para coches y camiones, muy intensa, sin ningún día para recuperar las fuerzas o la mecánica, pero eso da más valor a nuestro resultado», celebró Esteve en una entrevista con Europa Press, donde estuvo acompañado por Lidia Guerrero, su preparadora física y pareja.

El catalán, que cree que «para las motos ha sido un Dakar bonito» que le habría gustado «correr», ha vuelto de Sudamérica con «un balance positivo» y animado «a continuar trabajando con un proyecto» que les ayude a «mejorar cada día». «Queríamos mejorar el resultado de 2018 y creo que hicimos los deberes para que fuese factible», indicó tras repetir el puesto 21, a uno de ese ‘Top 20’ que quería antes de tomar rumbo a Lima.

«No me gusta decir que quiero conseguir algo si no lo creo. Hicimos una buena pretemporada, mejoramos mucho el coche, pero ha sido un Dakar muy complejo en el que nos pasaron demasiadas pequeñas cosas y nos dejamos tiempo por aquí y por allá. Todo lo que nos ha pasado y la dificultad que ha tenido le da mucho más valor a este resultado», aclaró.

Sin embargo, tiene claro que es «poco probable» que con su actual estructura puedan estar en el ‘Top 10’ «e incluso en el ‘Top 15′». «Con esta estructura podemos hacer del 16 al 25. Si lo haces muy bien y no pasa nada, el 15, 16 ó 17, 18 ó 19 si pasan cosas, y más allá del 26 sería un desastre», comentó.

«Para intentar hacer menos del 16 hay que cambiar el planteamiento. Hay que tener un coche mejor, un equipo con un grueso técnico mayor y un presupuesto mayor, ese es nuestro objetivo. En los próximos dos meses vamos a saber las opciones a nivel técnico y luego haremos el plan deportivo para que ese objetivo sea factible», subrayó el de Oliana.

«Los dos próximos meses tendremos un poco de ‘feedback’, sobre todo de los patrocinadores, marcas y equipos, y vamos a ver a quien podemos convencer para cada año llevar un coche mejor. Y si no se da, ver como mejoramos nuestro equipo, que no es malo», se sinceró Esteve, «seguro» de que si consigue más apoyo su planificación «cambiaría».

Sobre esta edición, recordó que en cada etapa «ocurren mil cosas» y que aunque sólo se haya corrido en Perú y haya sido «el 60 por ciento arena», el ‘raid’ «para nada es aburrido y monótono». «Muchas veces oigo que el Dakar ya no tiene ese espíritu y lo dice mucha gente que no ha vivido el auténtico en África. El Dakar siempre ha sido distinto y difícil, y, cuando empecé en el 98, la gente no se acuerda de que en la zona de Tidjika había mucha hierba de camello y no era divertido», explicó.

«EL DAKAR NO TENDRÁ SENTIDO SI DEJA DE SER COMPLICADO»

«Tenemos que estar agradecidos, por lo menos yo, de que sobreviva al paso del tiempo y a una sociedad cada vez más exigente con los temas de seguridad y el respeto medioambiente. La organización intenta que cada año no pierda esa esencia y este año hizo un esfuerzo titánico para hacer la carrera en un sólo país. Sí, ha sido más corto, pero ha sido muy difícil y desde el primer kilómetro al último para coches y camiones fue un estrés increíble porque era fácil cometer errores», subrayó el piloto español.

Esteve recalcó que el Dakar «no tendrá ningún sentido si en algún momento deja de ser complicado». «Tiene que dar la oportunidad a quien participa de vivir la experiencia de su vida y eso llevándole al límite dentro de un margen de seguridad. El mejor síntoma para el Dakar es que cuando la gente llega a su casa dice que no va a volver», apuntó, admitiendo que «la labor extraordinaria» de Marc Coma cuando fue director deportivo se podrá ver mejor «si hay más variedad que la de este año».

El piloto catalán, que en este tipo de carreras no cree en «la suerte» porque si trabajas «siempre hay menos posibilidades de que sucedan cosas», reconoció que para él fue «más estresante» cuando se les paró el coche a 15 kilómetros de la meta en lima que cuando se les cayó un ‘buggy’ encima tras haber encallado en una duna. «Lo más positivo es que no dañó el coche, aunque a nivel de fibras lo destruyó», resaltó

El piloto del Repsol Rally Team confesó que una vez que llegó a Perú todo fue «‘modo Dakar'» y que los días pasaron de ser lunes o martes a «primera, segunda etapa». «Te das cuenta de que ha terminado cuando aterrizas en tu país», admitió. «El primer día de carrera estás cansado, el segundo más, el tercero exhausto y el cuarto empiezas a recuperar. 10 ó 15 días después empieza a salir todo el agotamiento, ahora todavía estamos en carrera», agregó sobre su estado físico.

«Durante la carrera sólo me centro en ver la clasificación para saber donde estamos, sin importarme si estoy el 20 o el 18, sólo para ver lo que estamos haciendo con ese ritmo y a cual van los de delante o los de detrás. Cuando lo entiendo, me da más seguridad, tienes que pensar que los otros también tienen problemas porque sino te vuelves loco», recalcó.

«ES FANTÁSTICO QUE ALONSO PIENSE EN EL DAKAR, VA A QUERER GANARLO»

Preguntado por la posibilidad de que pueda competir Fernando Alonso, Esteve lo tiene claro. «Que haya pilotos más conocidos siempre va a ser bueno, sin duda. Cuando más competitividad haya, mejor, cuanto más conocidos sean, más interés en la prensa, todo eso va en beneficio de todos», declaró.

«En el Dakar tiene cabida todo el mundo. Para mí sería fantástico, que Fernando Alonso piense en cualquier tipo de competición de motor supone para su promotor una gran noticia. Etienne Lavigne (director del Dakar) dijo en una entrevista que le están esperando y creo que va a ser bueno. Va a querer ganar. Las figuras que son muy competitivas en otras disciplinas solo engrandecen esta carrera», abundó Esteve. «Si va, se va a preparar como pocos», puntualizó en ese sentido Lidia Guerrero.

El piloto español no dudó en decir que no le importaría correr en Toyota o Mini, «dos equipos extraordinarios». «Un equipo con Al-Attiyah y De Villiers estaría bien, y si Alonso quiere venir, fantástico, aprenderemos unos de otros», dijo con una sonrisa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.