Carlos García Gual
RAE


El ensayista y filólogo mallorquín Carlos García Gual ocupa desde este domingo la silla ‘J’ de la Real Academia Española (RAE), después de la lectura de su discurso de ingreso, en el que ha abordado la invención de la novela en occidente en el mundo griego.

Bajo el título de ‘Historias de amantes peregrinos. Las novelas griegas’, el nuevo académico se ha referido a su condición de “impenitente helenista y traductor de numerosos textos clásicos” como mérito para haber sido invitado a la institución.

García Gual ha hecho referencia en su discurso a los “peligros de la lectura de novelas” con argumento amoroso sobre los que advirtió en el siglo IV d.C. el emperador Juliano, a quien leer esos textos le parecía “poco decente” por no ser “relatos verídicos” y porque sus “argumentos amorosos” llegaban a “avivar fogosos deseos”.

El nuevo académico ha resaltado la “novedad radical” de estos relatos en el mundo griego, al reflejar el “individualismo” y el “olvido de la política y del mundo mítico y también del rigor histórico”, así como la “mentalidad de un público no interesado en los fantasmas del pasado”.

Además, se ha referido a la “combinación” del “tema amoroso” con el del “viaje azaroso”, así como el “viaje errático” como “ingrediente imprescindible en la trama novelesca”.

“La ficción breve, como el cuento, existe desde siempre, y viene de la tradición oral en muy varias culturas. En cambio, la novela surge en un momento histórico, en lengua griega y ya en época helenística, y seguramente no antes del siglo I. a. C.”, ha continuado el ahora académico en su lectura.

ANTONIO TOVAR Y FRANCISCO NIEVA, SUS PREDECESORES

En su discurso, García Gual ha rendido homenaje a los predecesores en la silla ‘J’: Antonio Tovar y Francisco Nieva, ambos “de admirable talento y humana valía”.

Respecto a Tovar, que la ocupo de 1968 a 1985 y de quien fue alumno en su último curso de Filosofía y Letras, el ahora académico ha destacado que fue un “excelente latinista y autor” y un “intelectual de largo aliento y ensayista de gran cultura, atento al pasado y al presente”.

En cuanto a Francisco Nieva, García Gual ha señalado que fue un “esforzado renovador” de la escena dramática española, que introdujo “un nuevo tipo de teatro, irracional y mágico, de atmósfera surrealista y con motivos esperpénticos”, con una “apertura de libertad”.

El académico ha destacado la “vivacidad intelectual” y el “ingenio múltiple” de Nieva, cuyas obras dramáticas tienen en su opinión “un toque surrealista propio, mezcla singular de sátiras y parodias grotescas, evocando un mundo fieramente barroco, lúbrico y fantasmagórico, de impactantes efectos escénicos, en un lenguaje chispeante de fuerte y abigarrado colorido poético”.

CARMEN IGLESIAS RECIBE A UN “HUMANISTA Y CIENTÍFICO”

La académica Carmen Iglesias ha contestado durante esta ceremonia a García Gual, a quien se ha referido como un “verdadero maestro humanista y científico”, y de quien ha repasado su trayectoria, sus publicaciones y los reconocimientos que ha recibido.

“Damos así la bienvenida a un reconocido maestro en sabiduría y en el conocimiento profundo de la lengua y la cultura griega y europea, pero también de un maestro en el sentido profundo que ya Platón imprimió al término, un maestro que se ha dedicado de manera ejemplar al rigor de sus investigaciones filológicas e históricas”, ha destacado.

“La obra de Carlos García Gual destaca con especial brillantez y singularidad; una obra extensa e intensa, en cantidad y calidad, en la que todos y cada uno de sus trabajos está realizado con el mayor rigor científico, con una escritura siempre cuidada y sencillamente bella”, ha resaltado Iglesias.

EL LENGUAJE INCLUSIVO Y LA CRISIS ECONÓMICA

En la semana de su ingreso, García Gual abordó algunos temas de actualidad en una entrevista con Europa Press relativos a la RAE, entre ellos el lenguaje inclusivo, asegurando que “duplicar innecesariamente las palabras” es “una tontada”.

“Se exagera un tanto en la pretensión de duplicar los adjetivos en masculino y en femenino sin tener en cuenta que el masculino ya está usado como neutro. Eso no quita que esté bien llamar la atención para resaltar, cuando sea justo, la presencia femenina. Pero duplicar las palabras innecesariamente me parece una tontada”, señalaba el filólogo.

Cuando fue elegido a finales de 2017, la RAE contaba con otro director, Darío Villanueva. La llegada de Santiago Muñoz Machado supondrá la presencia al frente de la institución de alguien “muy adecuado para enfrentar y buscar solución a una situación económica apurada”.

“El director anterior ya lo haba advertido, se necesitaba un gestor económico y alguien que se relacionara bien con las autoridades políticas y la sociedad en que nos movemos”, ha aseverado, para luego añadir que la crisis económica de la Real Academia es “grave”.

“Han fallado varias cosas: la gente no lee mucho en papel y el diccionario que se consulta ya es por Internet, pero es que también hay una crisis general de la lectura. Hay una situación muy preocupante y la RAE no es un organismo comercial que pueda hacer negocios”, ha lamentado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.