Carolina Marín
LALIGA4SPORTS


El equipo español de bádminton afronta el Campeonato de Europa mixto del 13 al 18 de febrero en Copenhague (Dinamarca) como una de las ocho mejores selecciones del continente, aunque llega a la cita sin dos de sus principales jugadoras femeninas: Carolina Marín y Beatriz Corrales.

España acude a la capital danesa en busca de seguir soñando con mejorar la presencia en el top-8 continental. Para ello, el combinado nacional llega tras conseguir la clasificación de forma brillante (4-1) a inicios del pasado mes de diciembre en Polonia.

De hecho, aquel contundente triunfo llegó tras un gran despliegue en dobles, punto débil tradicionalmente para el bádminton español. El equipo dirigido por el seleccionador nacional Carlos Longo se presenta con “una mezcla de ilusión y responsabilidad por luchar al máximo por unas semifinales que se antojan muy complicadas”.

El sorteo encuadró a España en el grupo A junto a Dinamarca, Francia y Países Bajos, siendo franceses y neerlandeses los rivales por esa segunda plaza que daría acceso a las semifinales y aseguraría las medallas.

Con la base del equipo que logró la clasificación para este Europeo, se cuenta con las bajas de Carolina Marín, que no tomó parte en el torneo clasificatorio, y de Beatriz Corrales. Por ello, las jóvenes Clara Azurmendi y Sara Peñalver tendrán que asumir la responsabilidad por la ausencia de las dos principales bazas femeninas.

Además, el equipo lo componen la doblista Lorena Uslé y la joven Paula López, que viene a reforzar la parcela de dobles y debutará en una convocatoria. En el apartado masculino, se mantiene el bloque de la clasificación con Pablo Abián y Kike Peñalver liderando en individuales y adaptando sus capacidades a unos dobles donde el combinado español necesita de su potencial. Alberto Zapico y Manuel Vázquez completan el apartado masculino.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.