la fosa del pou de s'Àguila, en Llucmajor


La Conselleria de Cultura, Participación y Deportes ha empezado este lunes la intervención arqueológica en la fosa del pou de s’Àguila, en Llucmajor, después de hacerse el montaje de la instalación de los equipos para poder llevar a cabo con seguridad las tareas de limpieza y la posterior excavación arqueológica a mano.

Según ha informado la Conselleria en un comunicado, varios testigos orales señalaron que en agosto de 1936 Julià Fullana Mas –hijo de Joan Fullana, uno de los fundadores del partido socialista de Llucmajor– fue detenido, torturado y lanzado al pou de s’Àguila por falangistas.

Además, se piensa que un número indeterminado de trabajadores de las canteras de s’Arenal también fueron lanzados al pozo, según la investigación de Magdalena Jaume y Josep Quetglas que recoge el Mapa de Fosas.

La intervención consta de una primera fase, la de limpieza y acondicionamiento del pozo, que se ha iniciado este lunes después del montaje de la instalación de los equipos este domingo, como cuerdas, elevador eléctrico para el ascenso de material y la instalación a dos metros del fondo de una plataforma para evitar y proteger la caída de materiales, además de hacer la pertinente instalación eléctrica.

Después de limpiar la boca y pared del pozo y limpiarlo de basuras, la segunda parte consistirá en la excavación arqueológica, propiamente dicha, que se llevará a cabo manualmente.

El pozo, de 41 metros de profundidad, está situado en la finca particular del Porxat en la Marina de Llucmajor, está ventilado y podría ser una sima, parcialmente retocado. Se le conoce como pozo romano porque, de hecho, en sus inmediaciones hay fragmentos de cerámica de época romana.

PLAN DE ACTUACIÓN 2018

Esta exhumación forma parte del Plan de Actuación 2018, aprobado por la Comisión Técnica de Desaparecidos y Fosas de Baleares en 2017.

Con esta intervención, que es la segunda que se lleva a cabo en un pozo después de la intervención del de Sant Lluís en Porreres, sumadas las siete fosas abiertas por medio del mismo Plan de Actuación (Alaró, Sencelles, Calvià, Marratxí, Llucmajor, Eivissa y Santa Maria) y los dos sondeos realizados en Son Coletes (Manacor) y Bunyola, la Conselleria ya ha realizado 11 intervenciones de dicho Plan de Actuación 2018.

Con todo, contando las exhumaciones de Porreres, Montuïri y Sant Ferran, el Govern suma ya un total de 14 intervenciones esta legislatura en exhumaciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.