puente de acceso en Artà


El puente de acceso en Artà, que quedó afectado por las inundaciones del pasado 9 de octubre, se reabrirá al tráfico a mediados de este marzo, después de que este jueves se haya empezado la instalación de las cinco vigas –de 16,8 metros de longitud y 17,5 toneladas– que han llegado desde la Península.

Así lo ha anunciado, durante la visita a la obra, la consellera de Territorio e Infraestructuras del Consell de Mallorca, Mercedes Garrido, quien ha detallado que el nuevo puente, “a diferencia del anterior tendrá un caudal diez veces superior gracias al sistema constructivo empleado”.

“Si hasta el día de la tormenta el puente estaba formado por tubo de acero por donde pasaba el agua, ahora se ha optado por estribos de hormigón y vigas tablero y, por lo tanto, un sistema constructivo abierto, donde el agua no se pueda obstruir”, ha detallado Garrido.

En un comunicado, se ha detallado que costará 3 millones de euros, contando la adecuación del terreno, y dispondrá de un carril por sentido de 3,5 metros cada uno, que estarán separados de la vía principal por una valla mixta de madera y acero, así como de iluminación.

A la visita de la instalación de las vigas también ha asistido el alcalde de Artà, Manolo Galán y el jefe de la unidad del cuartel de la Comandancia General de Baleares (Comgebal), Jesús de Quiroga.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.