Julio Iglesias
Julio Iglesias


El Juzgado de Primera Instancia número 13 de València ha rechazado la práctica de una prueba biológica a los hijos de Julio Iglesias para compararlas con el ADN del valenciano Javier Santos, que reclama ser reconocido también como hijo del cantante.

Así consta en una providencia del pasado 12 de febrero, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que el juzgado deniega también volver a reclamar que el propio Julio Iglesias se someta a una prueba biológica, al haber sido ello acordado ya en una providencia del 17 de octubre del pasado año y ratificado en un auto del 21 de diciembre.

Respecto a la realización de las pruebas biológicas a los hijos del cantante, en la resolución se indica que “no ha lugar” por “no ser estos parte en el presente procedimiento y, en tal medida, no recaer sobre los mismos carga alguna de someterse a esta clase de prueba”.

Tras conocer esta decisión, el letrado del demandante de filiación, Fernando Osuna, ha afirmado en un comunicado que “el no del cantante a la comparación de su ADN con el de Javier Santos es muy significativo y desfavorable para Julio Iglesias y ya es suficiente”, dado que “esta negativa lo puede convertir en padre de Javier Santos”.

Respecto a la negativa a que los hijos de Julio Iglesias se sometan a la prueba, Osuna ha recordado que “hay una prueba de ADN que confirma que Javier Santos y Julio José Iglesias son hermanos”, en referencia a la prueba realizada por esta defensa de forma particular con restos extraídos de la basura de Julio José Iglesias que atribuía al intérprete la paternidad de Javier Sánchez en un 99 por ciento.

“El Juzgado le ha dado validez a esta prueba pese a que ahora no permite que Julio José Iglesias venga a hacerse la comparación de ADN con Javier Santos”, ha lamentado el abogado, que ha defendido que “en este tipo de juicios lo que prevalece por encima de otras cuestiones es descubrir la verdad material o la verdad científica”.

Por ello, la defensa de Javier Santos ha anunciado que va a recurrir esta negativa del Juzgado a que se lleve a cabo la prueba de ADN entre “presuntos hermanos” para “asegurar mejor el resultado del juicio y ganarlo”.

Asimismo, Osuna ha criticado que “el presunto padre muestra una clara y evidente actitud obstruccionista, al oponerse injustificadamente a la práctica de la prueba del ADN, colocando al presunto hijo en una situación de auténtica indefensión”.

“Es ilógico exigir a una parte una prueba (el hecho biológico que subyace a la paternidad) imponiéndole al presunto hijo la consecuencia negativa de la acción por falta de prueba, cuando por la naturaleza del asunto (dado que las relaciones sexuales suelen ser un hecho alejado de miradas ajenas) es necesaria una prueba biológica para cuya práctica requerimos de la colaboración del demandado”, ha defendido el abogado.

PRUEBA CON EL EXPADRASTRO

El presunto hijo valenciano de Julio Iglesias se sometió el pasado jueves 14 de febrero a una prueba de ADN con su expadrastro, el que fue marido de su madre, tal y como solicitó el Juzgado de Primera Instancia número 13 de València, para descartar la existencia de vínculo genético entre ellos.

El juzgado aplazó el pasado mes de enero sin fecha el juicio fijado inicialmente para el 4 de marzo en el que se debía dirimir acerca de la presunta paternidad de Julio Iglesias sobre Javier Sánchez Santos ante la petición del magistrado de que se llevara a cabo esta prueba de ADN del demandante y su padrastro, actual exmarido de su madre y que figuró como progenitor registral, que no biológico.

Santos, de 43 años, presentó una demanda de filiación contra Julio Iglesias en septiembre de 2017 después de que una prueba que la defensa realizó de forma particular con restos extraídos de la basura de uno de los hijos del cantante atribuyera al intérprete la paternidad de Javier Sánchez en un 99 por ciento.

Santos fue reconocido en 1992 por un juzgado de València como hijo de Julio Iglesias. Sin embargo, posteriormente la Audiencia provincial, en una sentencia ratificada por el Supremo, revocó esa declaración al entender que el hecho de que el intérprete no se hubiera sometido a la prueba de paternidad no era motivo suficiente para declarar ese vínculo entre ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.