Delcy Rodríguez
CARLOS GARCIA RAWLINS


La vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, ha denunciado este martes que Estados Unidos está intentando introducir “armas biológicas” en el país mediante la ayuda humanitaria que ha enviado a petición del autoproclamado “presidente encargado”, Juan Guaidó.

“Estados Unidos intenta ingresar armas biológicas a través de la ayuda humanitaria”, ha dicho en el marco de una reunión con los gobernadores ‘chavistas’ para abordar los problemas de producción con miras a paliar la grave falta de bienes de primera necesidad, como comida o medicamentos.

Rodríguez no ha dado detalles de este supuesto plan estadounidense, si bien ha insistido en que el desabastecimiento generalizada se debe a las sanciones impuestas por la Casa Blanca contra la cúpula venezolana, por lo que ha calificado de “show” la ayuda humanitaria enviada por Washington para Caracas.

“Hemos hecho esta agenda de trabajo justamente para lo que es el abastecimiento de alimentos a nuestra población frente al ataque despiadado del Gobierno de Estados Unidos por congelar nuestros fondos que son para adquirir medicamentos y alimentos”, ha señalado.

Rodríguez ha recalcado que el Gobierno no dejará entrar la ayuda enviada por los gobiernos extranjeros. “Venezuela no aceptará limosnas imperialistas”, ha subrayado. “Unidos vamos a garantizar el desarrollo socioeconómico de toda la patria” ha afirmado, según informa Noticias 24.

Al mismo tiempo, Guaidó ha anunciado desde una nueva movilización opositora que ha congregado a miles de personas en Caracas que la ayuda humanitaria comenzará a entrar a Venezuela el 23 de febrero y ha pedido para ello la complicidad de los militares, que controlan las fronteras del país.

El ‘chavismo’ también ha salido a las calles en el Día de la Juventud. En su caso, han marcha hacia la Plaza Bolívar de Caracas. “Hoy (…) defenderemos la patria de las pretensiones imperiales de vulnerar nuestra soberanía”, ha dicho Maduro en Twitter.

CRISIS POLÍTICA

El pasado 23 de enero, Guaidó se autoproclamó mandatario interino, un movimiento que han reconocido Estados Unidos, Canadá, la mayoría de países latinoamericanos y numerosos países europeos, incluido España. México, Uruguay y la UE, por su parte, han apostado por reactivar la comunicación entre las partes.

Guaidó ha prometido convocar elecciones presidenciales esgrimiendo que las del pasado 20 de mayo, en las que Maduro basa su segundo mandato, iniciado el 10 de enero, no respetaron los estándares democráticos, una premisa que comparte la mayoría de la comunidad internacional.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.