Novak Djokovic
Laureus


El tenista serbio Novak Djokovic confesó que pasó malos momentos tras que le llevaron inclusó a pensar en «dejar el tenis» porque no se encontraba con «un buen equilibrio en la vida», pero que tras un proceso interior encontró «la fortaleza y la motivación para seguir adelante». sentenció..

«Pensé en dejar el tenis, no me encontraba a mí mismo en un buen equilibrio en la vida, no me sentía bien y me llevó varios meses encontrar el propósito y el significado de nuevo», expresó Djokovic tras recoger su premio Laureus al ‘Mejor Deportista’ de 2018.

Para el de Belgrado, la estatuilla «refleja y este viaje, que no fue sólo de cuatro meses sino de tres años largos desde Roland Garros 2016», momento en el que logró «el objetivo máximo del tenis de conseguir los cuatro ‘Grand Slams'». «Me sentí plenamente aliviado, pero no realizado», admitió.

‘Nole’, que resaltó el «apoyo tremendamente significativo» de su mujer Jelena cuando se estaba «cuestionando todo», apuntó que intentó «entender el por qué» de esta situación, achacándolo a que su viaje debía de tener «un destino» y cuando se percató de que no era necesariamente así, aprendió «varias lecciones sobre la vida» y sobre él mismo.

«Ahora estoy aquí delante de ustedes reflejando este viaje como un cuento de hadas, pero lo que me dice es que en estos momentos en los que te enfrentas a la adversidad debes mirar siempre dentro. Cuando entendí lo que significaba, encontré fortaleza y la motivación para seguir adelante», sentenció.

Posteriormente, en rueda de prensa, insistió en que fue «muy impaciente» a la hora de volver a jugar y reconoció que tardó en operarse porque es un «un gran creyente en la cura natural». «Para mí la operación era la ultima opción, no la primera ni la segunda», añadió.

A nivel deportivo, ‘Nole’ apuntó que cada año afronta «diferentes desafíos» y que cada uno de ellos «es una oportunidad para crecer y ser mejor». «Es necesario tener objetivos y saber qué quieres conseguir, pero una de las mayores lecciones que aprendí en estos meses es que el destino no es más importante que el viaje», reiteró.

«Tengo que prestar más atención a experimentar todo ahora que más tarde. Mis objetivos profesionales siguen siendo los mismos que en casi toda mi carrera: ganar tantos ‘grandes’ como me sean posible. Pero mi principal objetivo es probablemente permanecer sano y equilibrado para tener así una mejor oportunidad para los objetivos deportivos», comentó.

Además, Djokovic aseguró que «ser padre» es lo «mejor» que le ha pasado y «el trabajo más desafiante» que ha tenido. En este sentido, rememoró alguna anécdota con su hijo. «Estaba jugando con él y vinieron a pedirme una foto y me dijo que por qué sabían quien era y le dije que a veces jugaba al tenis», señaló.

«No busco reconocimiento para mi hijo o mis padres, mi felicidad no depende de eso. Ser modélico para mi hijos me trae más responsabilidad cuando salgo a una pista y duele cuando me dice por qué estar en una pista de tenis es mejor que estar con él», detalló.

Finalmente, el serbio dejó claro que una pista de tenis «es una escuela de vida» para él. «Una de las razones por las que sigo jugando es porque no veo un lugar mejor para seguir evolucionando como lo hago en una pista de tenis», sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.