Un joven ha sido detenido por la Policía Local de Palma tras agredir a su pareja y a una mujer que intentó mediar para evitarlo.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del pasado día 9 en un bar sito en la calle Faust Bona Fé de Son Ferriol cuando varios clientes avisaron a la policía de lo que estaba ocurriendo.

A su llegada, la pareja había abandonado el local pero los testigos indicaron a los agentes que ambos eran clientes habituales del bar y que vivían en un piso situado en el mismo edificio, por lo que los agentes subieron al mismo.

Fue el propio agresor quien abrió la puerta a los agentes quienes comprobaron que en el piso se hallaba su pareja así como otros familiares.

El joven se encontraba en un estado de mucha excitación, haciendo aspavientos y cuando fue preguntado por lo ocurrido, contestó gritando. Según les explicó, él no había hecho nada aunque reconoció que había “empujado” a su chica durante una discusión y a una mujer “por meterse donde no le importa”.

Sin embargo, los agentes recabaron el testimonio de una persona en el bar que aseguró que había abofeteado a la chica y que la mujer que había intentado mediar había caído al suelo tras ser empujada.

Así, los agentes procedieron a detener al agresor quien se resistió (aunque no hubo necesidad de llegar a usar la fuerza y reducirlo).

Sin embargo, el hermano menor (de 17 años) se abalanzó sobre los policías para intentar evitar que lo detuvieran. En este caso, los agentes no lo detuvieron aunque sí recogieron la agresión en el parte de denuncia.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.