La portavoz del Govern, Pilar Costa, ha confiado este viernes en que los dos “errores administrativos” producidos no afecten a los plazos previstos para la demolición de los edificios del complejo del Hospital de Son Dureta.

“La empresa de contratación reclamó una documentación a una de las empresas que concursaban y cuando la empresa envió el documento en la parte inferior de la hoja aparecía el nombre de la misma, por lo que se vulneraba la confidencialidad”, ha explicado en rueda de prensa.

Asimismo, ha explicado que la segunda empresa que optaba al puesto ha tenido “el mismo error administrativo porque por otra vía se ha podido saber la identificación de la empresa”.

Por tanto, ambas empresas han quedado eliminadas y, según ha señalado, esta cuestión administrativa se ha podido subsanar tirando hacia delante el proyecto de demolición que hará directamente el Servicio de Salud. “Esperamos que en dos meses se pueda comenzar con la demolición”, ha concluido.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.