Sergei Skripal Salisbury
Andrew Matthews/PA Wire/dpa


Las autoridades búlgaras investigan si el envenenamiento de un traficante de armas en Sofía en 2015 guarda algún tipo de relación con el ataque tóxico lanzado en marzo de 2018 contra el exespía ruso Sergei Skripal en la ciudad inglesa de Salisbury.

El jefe de la Fiscalía búlgara, Sotir Tsatsarov, ha explicado este lunes que Sergei Fedotov, señalado por el portal informativo ruso Fontaka como uno de los sospechosos del ataque de Salisbury, visitó Bulgaria tres veces en 2015. En abril de ese año, el traficante local Emilian Gebrev fue intoxicado.

Tsatsarov ha dicho que los investigadores ya han recabado datos «significativos» sobre los viajes de Fedotov a Bulgaria, después de que en octubre se reabriese la causa por el asesinado de Gebreb. «Vamos a ver todos los momentos en que estuvo en territorio búlgaro, los hoteles y vehículos que usó, los contactos con ciudadanos», ha añadido.

Tsatsarov no ha dado detalles sobre los motivos por los que considera a Fedotov sospechoso en el caso, aunque sí ha admitido que un laboratorio finlandés no pudo identificar la sustancia utilizada contra Gebrev –que al igual que Skripal también sobrevivió– y los análisis de orina no detectaron ninguna sustancia incluida en la ‘lista negra’ internacional.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, dijo el viernes ante los medios desconocer en qué se basan las acusaciones contra Fedotov. «¿Por qué nos hemos enterado ahora de esto? No sabemos (…) si corresponde con la realidad», declaró.

La embajadora de Reino Unido en Bulgaria, Emma Hopkins, ha confirmado una «estrecha alianza» entre los dos países y un equipo conjunto para examinar los hechos y determinar si efectivamente hay un vínculo entre ambos casos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.