La Associació per a la Revitalització dels Centres Antics (ARCA) ha nominado a los Ayuntamientos de Palma y Montuïri al Premio Destrucción del Patrimonio de este año por la “inacción frente a la proliferación de pintadas en el centro histórico”, en el caso de Palma, y por la “destrucción de las casas de posesión del Rafal Franc”, en Montuïri.

Según ha informado ARCA en un comunicado, el Ayuntamiento de Palma también está nominado por sustituir farolas de hierro y vidrio por “esqueletos de policloruro de vinilo (PVC)”.

En concreto, la asociación ha señalado que la destrucción de las casas del Rafal Franc en Montuïri tiene “dos máximos responsables”, los promotores que, a su juicio, “no han tenido sensibilidad alguna con el Patrimonio rural de Mallorca” y el Ayuntamiento que “permitió la demolición sin atender la petición de ARCA”, que pedía la catalogación de esta posesión ya documentada en el siglo XVI.

“El Ayuntamiento de Montuïri ha tenido una actitud negligente e insensible con el rastro de la historia y con el paisaje rural de Mallorca”, han añadido.

En cuanto a Cort, ARCA ha apuntado que el centro histórico de Palma cada vez presenta “una imagen más lamentable debido a la inacción del Ayuntamiento para hacer frente y erradicar totalmente las pintadas vandálicas de algunos grafiteros”. Además, ha criticado la sustitución de farolas de hierro y vidrio porque “para ahorrar energía con la iluminación no se tiene que perder la calidad de las farolas ni la calidad paisajística del entorno”.

La votación de los premios tendrá lugar el martes en el Hotel Portitxol durante la cena anual de ARCA, momento en el que también se votará el Premio Protección del Patrimonio entre Jóvenes Arquitectos de Mallorca (JAM), Equipo Investigación sa Galera y Cooperativa Donats de Sant Miquel.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.