coches vehículos atasco
GANVAM


La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) ha alertado de que la aprobación, este martes, de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de Baleares, que contempla la prohibición de vehículos diésel desde 2025, puede poner en riesgo la continuidad de los 424 comerciantes de vehículos de ocasión que trabajan en la región.

La organización recordó que en la actualidad existe un ‘stock’ de 10.000 vehículos diésel que, en su opinión, tendrá “una difícil salida” en el mercado balear tras la aprobación de esta ley y que, en el mejor de los casos, “tendrán que ser liquidados con pérdidas o incluso exportados a otras regiones de España”.

“Hay que entender que la mayoría de los negocios de venta de vehículos de ocasión que ejercen en las islas son pequeños propietarios que viven al día y que no disponen de suficiente músculo financiero para afrontar semejante quebranto económico”, destacaron desde Ancove.

En esta línea, la asociación indicó que esta medida puede hacer que los consumidores se retraigan a la hora de comprar un coche diésel, ante el efecto del “desconcierto y la incertidumbre” entre los consumidores españoles con los mensajes lanzados por las administraciones central, autonómicas y locales.

Así, Ancove destacó que, en la actualidad, existe escasez en el mercado de usados de modelos de gasolina, híbridos y eléctricos y que el 65% de las ventas de ocasión corresponde a diésel. Además, destacó que la entrada en vigor de esta nueva ley provocará un encarecimiento de los automóviles usados en la región.

El presidente de la organización, Elías Iglesias, afirmó que toda prohibición debe ir acompañada de medidas que permitan que se lleve a cabo una transición ordenada y recordó que los más de 400 comerciantes de Baleares dan un servicio “vital” a aquellos ciudadanos que optan por un vehículo de ocasión, en la mayoría de los casos porque no pueden acceder a uno nuevo.

“Si el Govern balear no establece ayudas para ordenar la transición, sufrirán las familias que viven de la venta de turismos de ocasión, pero especialmente los ciudadanos menos pudientes que verán como aumenta el precio de los turismos de segunda mano de la región”, señaló Iglesias.

Por ello, desde Ancove piden al Govern balear un plan de ayudas al achatarramiento, que incluya modelos diésel y gasolina de segunda mano de menos de seis años y también solicitaron tranquilidad a los usuarios de esta comunidad autónoma y les indicaron que la compra de un diésel “sigue siendo una alternativa acertada”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.