Tres personas han resultado heridas tras un aparatoso accidente a toda velocidad en la calle Joan Miró, esquina con Corb Marí, en Palma. El choque se ha producido sobre la una y cuarto de la mañana cuando el conductor ha perdido el control del Audi A3 en el que viajaba junto a dos ocupantes más.

Al parecer, circulaban a toda velocidad; ya que en la esquina donde se ha producido el impacto puede verse un recorrido de más de cien metros de frenada. El Audi recorría Joan Miró en sentido Plaza Gomila cuando el conductor ha perdido el control, se ha deslizado los 110 metros de frenada y ha chocado contra una farola en el lado derecho de la calzada; donde ha rebotado y ha recorrido otros 30 metros más hasta quedar cruzado en mitad de la vía. La longitud de la frenada permite imaginar la excesiva velocidad a la que circulaban.

El coche ha dejado ciento cuarenta metros de frenada marcados en la vía, que ha quedado cortada durante más de una hora en ambos sentidos

Varios vecinos han escuchado el estruendo y tras ver el accidente, han dado el aviso pertinente a los equipos de emergencias. Una patrulla de la Policía Nacional ha parado en el lugar en primer término y han requerido a la Policía Local. Los agentes han cortado la calle en ambos sentidos, sólo en el tramo del accidente.

Se ha solicitado urgentemente la presencia de los Bomberos de Palma, ya que la policía ha comprobado que en la parte trasera del vehículo, se encontraba atrapado uno de los ocupantes; el conductor y el copiloto han logrado salir por su propio pie.

Los bomberos han tenido que cortar el coche con las herramientas necesarias para excarcerar al herido atrapado en la parte de atrás. Su estado además, parecía ser grave tras la colisión.

El joven que viajaba en la parte de atrás ha quedado atrapado en el vehículo y ha precisado la actuación urgente de los bomberos para poder liberarse

Se han desplazado al lugar dos ambulancias de Clínica Rotger y han atendido y traslado a los tres implicados; dos de ellos con heridas de carácter leve. El atrapado se encuentra ingresado con pronóstico reservado.

El coche lo conducía el más joven de ellos y con él viajaba además su tío que se mostraba visiblemente enfadado y le repetía a la policía que le pusieran las multas necesarias a su familiar por “portarse como un loco y conducir tan rápido”. Todos los ocupantes son de origen sirio y residentes en Francia.

El conductor ha dado negativo en la prueba de alcoholemia. Al parecer, la causa del accidente ha sido el exceso de velocidad. La calle se ha mantenido cortada durante una hora mientras una brigada de Emaya procedía a limpiar la vía por la gran cantidad de restos que ha dejado el choque.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.