Donald Tusk
Foto: Reuters


El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha pedido «coraje» a Reino Unido después de que el Parlamento británico haya tumbado el acuerdo del Brexit negociado entre Bruselas y Londres, al tiempo que ha sugerido que si los británicos lo desean pueden frenar el proceso de salida.

«Si un acuerdo es imposible, y nadie quiere (una salida) sin acuerdo, entonces ¿quién tendrá finalmente el coraje de decir cuál es la única solución positiva?», ha escrito Tusk en su cuenta oficial de Twitter, apenas minutos después de anunciarse el resultado del voto en la Cámara de los Comunes.

«Lamentamos el resultado del voto e instamos al Gobierno británico a aclarar sus intenciones con respecto a los próximos pasos a seguir tan pronto como sea posible», ha añadido un portavoz de Tusk consultado por Europa Press.

La Unión Europea a 27 se mantiene «unida» y seguirá trabajando para tratar de reducir los daños causados por el proceso de divorcio, ha añadido la fuente, que ha precisado que el bloque mantiene los trabajos de preparación para todos los escenarios, incluido el de una salida caótica de Reino Unido por el fracaso de las negociaciones.

Desde el equipo de Tusk enfatizan que el acuerdo que ha rechazado Westminster «sigue siendo el mejor y el único» posible para garantizar una salida ordenada de Reino Unido, por lo que el bloque continuará con el proceso de ratificación del pacto.

Con todo, la UE a 27 también sigue adelante con sus trabajos para preparar las medidas de contingencia necesarias ante el riesgo de un Brexit caótico por la falta de acuerdo, en un momento en el que el riesgo de un divorcio traumático «se han incrementado» por el voto del Parlamento británico.

En líneas similares se ha pronunciado el jefe del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, quien ha recalcado la necesidad de que los británicos «aclaren cuanto antes sus intenciones»

Además, Juncker ha recordado que «el tiempo se acaba», ya que el proceso de desconexión que activó el Gobierno británico hace casi dos años concluirá el próximo 29 de marzo con la salida automática Reino Unido de la UE, haya acuerdo o no, salvo que Londres tome medidas para frenarlo.

BARNIER: LA UE, DECIDIDA A LOGRAR UN ACUERDO

El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, por su parte, que se encuentra en Estrasburgo (Francia) para debatir el miércoles en la Eurocámara sobre lo ocurrido, ha dicho que la pelota está ahora en campo británico y ha declarado que la UE está «decidida a lograr un acuerdo».

Barnier ha hecho estas declaraciones a la prensa a su entrada a una reunión con el portavoz de la Eurocámara para el Brexit, el líder de los liberales europeos, Guy Verhofstadt, para quien es importante que se tomen medidas para «salvaguardar los derechos» de los ciudadanos.

«El Parlamento británico ha dicho lo que no quiere. Ahora toca averiguar qué es lo que los parlamentarios británicos quieren», ha indicado Verhofstadt en su cuenta oficial de Twitter.

«El voto de Londres sobre el Brexit es una mala noticia. Nuestros primeros pensamientos van para los 3,6 millones de ciudadanos europeos en Reino Unido y británicos que viven en la Unión Europea», ha dicho, por su parte, el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

LÍDERES DE LA UE PIDEN CLARIDAD

Varios jefes de Estado y de Gobierno europeos han reaccionado al voto negativo de la Cámara de los Comunes reclamando a los británicos «claridad» sobre qué alternativas plantean a la situación de bloqueo actual.

«Lamento profundamente el resultado, como lamento el Brexit en sí mismo. Ahora necesitamos un plan rápido y claro sobre cómo proceder», ha declarado el primer ministro luxemburgués, Xavier Bettel, para quien los esfuerzos deben «centrase en hallar soluciones, no problemas».

El mandatario holandés, Mark Rutte, ha dicho, por su parte, que «a pesar del revés, no significa que nos encontremos en una situación de falta de acuerdo» y ha opinado que le toca a Reino Unido apuntar «los siguientes pasos». «La Unión Europea y Países Bajos aún respaldan el acuerdo, pero seguirán preparando todos los escenarios», ha añadido.

A su vez, el Gobierno de Irlanda ha dicho que el rechazo de la Cámara de los Comunes «añadirá incertidumbre» a la retirada de Londres del bloque y ha recalcado que no habrá una renegociación.

«El Gobierno pide a Reino Unido que establezca cómo propone seguir adelante (con el Brexit). Entonces consideraremos los siguientes pasos a dar en consulta con nuestros socios europeos», ha señalado en su comunicado.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha advertido de que si se llega a producir un Brexit sin acuerdo, «los primeros en perder serán los británicos»; al tiempo que ha apostado porque intentarán «mejorar» lo negociado para someterlo a un segundo voto en Westminster.

Sobre este extremo, Macron ha considerado que hay poco margen porque la Ue a 27 ya fue hasta «el límite de lo que se podía» para facilitar el acuerdo de divorcio y no se plantea dejar de defender los intereses europeos por «arreglar un problema de política interna» en Reino Unido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.