Toby Price
FREDERIC LE FLOC'H / DPPI


El piloto australiano Toby Price (KTM) definió el Rally Dakar 2019 y su victoria en la general como “de locos”, después de llevarse su segundo título, tras ser campeón en 2016, “sin ninguna victoria de etapa” y con una lesión en el escafoides.

“Este Dakar ha sido de locos. Es una locura pensar hemos ganado el Dakar, sin ninguna victoria de etapa hasta hoy. Estoy que no me lo creo. Han sido 10 días muy largos. El dolor y la tortura de la muñeca han merecido la pena. Pensaba que solo podría hacer dos etapas y luego tendría que dejar el rally”, indicó.

Price se quedó con el Dakar en la décima y última etapa este jueves, en la cual se jugaba la carrera con el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna), quien comenzaba el último día a un minuto de su liderato. “Pero he recibido mucho apoyo de Australia y no me he rendido. La muñeca me duele como si cinco personas me clavaran un cuchillo simultáneamente”, explicó.

“No es nada agradable, pero al final, con la victoria, seguro que se me va el dolor. La alegría es más fuerte que el dolor. Encantado de ganar, además, la etapa. No soy el amo. Hay muchos pilotos capaces de ganar el Dakar. Ha sido una carrera muy reñida, con diferencias de tiempo muy pequeñas”, añadió.

El australiano reconoció el mérito de sus rivales. “Pablo (Quintanilla) podría haber ganado o Matthias (Walkner) o Kevin Benavides, que ha realizado un excelente trabajo. No creo que sea ningún guerrero, pero la verdad es que no me rindo nunca, nada más. Es increíble estar aquí rodeado por la familia del Dakar y el equipo KTM y eso da mucha energía”, finalizó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.