Las defensas de los acusados por el juicio por las fiestas con drogas y prostitutas en la discoteca Tito’s en el que están investigados varios policías locales, así como el empresario Bartolomé Cursach y dos de sus directivos, han solicitado este viernes el sobreseimiento del caso.

Durante la vista que ha tenido lugar en el Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, las defensas han realizado esta petición debido a que consideran que las acusaciones vertidas son poco concretas.

Además, han aludido a la falta de pruebas. Tras esta vista, tienen cinco días para presentar sus alegaciones.

En concreto, la Fiscalía considera que al menos desde 2009, Cursach y sus directivos agasajaron con “servicios de prostitución, cocaína y alcohol” a varios policías que los “aceptaban y disfrutaban de manera gratuita” en “fiestas que los fines de semana se organizaban para ellos en la zona VIP de la discoteca Tito’s”.

Así, considera que estos hechos son constitutivos de un delito continuado de cohecho y otro de salud pública.

Esta es la tercera vez en que los abogados han sido citados para darles el auto de apertura de este juicio, que está previsto que se celebre con jurado, pues en las otras dos ocasiones no se pudo llegar a realizar la vista por diversos motivos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.