Petra Kvitova
Lukas Coch/AAP/dpa


La tenista checa Petra Kvitova confesó que «mucha gente» no pensaría que pudiese volver a «jugar al tenis y más a este nivel» después de las graves heridas que sufrió en su mano izquierda a finales de 2016 al intentar evitar que un intruso entrase en su domicilio, y que «todavía» no se creía del todo que estuviese en la final del sábado del Abierto de Australia.

«Para ser sincera, no creo que mucha gente creyese que pudiese hacer esto de nuevo, estar en una pista y jugar al tenis, y más a este nivel», señaló Kvitova en rueda de prensa. «Todavía no me creo realmente que estoy en la final. Es un poco extraño también, no sabía ni siquiera si volvería a jugar al tenis», añadió.

La de Bilovec confesó que no fue «un buen momento» cuando tuvo que afrontar la recuperación de su mano izquierda y que todo «fue muy duro a nivel físico y mental». «Me llevó un tiempo creer a la gente de mi alrededor que me recuperaría, fue mucho, mucho trabajo con la mano y mucha rehabilitación. Creo que fue ese tipo de cosa que en la vida deportiva ayuda mucho. Preparé mi mente porque realmente quería regresar y lo hice todo. Sí, ha sido un viaje largo», apuntó.

Además, dio las gracias a Monica Seles, que vivió una situación parecida cuando fue apuñalada en la espalda por un aficionado en un descanso de un partido, por compartir con ella su experiencia cuando se vieron el pasado mes de junio. «Sé como afectó aquello a su carrera, especialmente porque sucedió en la pista, así que es un poco diferente, pero fue una bonita sensación reunirte con alguien que ha podido pasar cosas similares y compartir pensamientos», remarcó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.