Nueva agresión al personal de un hospital, esta vez en Son Llàtzer donde la Policía Nacional detuvo ayer a un paciente de 40 años de edad que agredió a un enfermero y a un vigilantes de seguridad.

Los hechos ocurrieron sobre las 07:00 horas cuando el hombre se encontraba en un box en los servicios de urgencias del Hospital de Son Llatzer. El individuo se encontraba «muy agresivo, profiriendo insultos y amenazas y no atendiendo a las indicaciones del personal sanitario, molestando al resto de pacientes y obstaculizando el normal funcionamiento del servicio», han explicado desde la policía.

La agresividad del hombre fue en aumento hasta llegar a empujar a los trabajadores, a quienes también lanzó patadas y puñetazos, lo que obligó a los vigilantes de seguridad a acudir en auxilio de los mismos.

Los vigilantes intentaron inmovilizarle colocándole los grilletes, momento en
en que el detenido logró zafarse, quedándose con los grilletes colgando de una de las manos, con la que golpeó en la cara a uno de los vigilantes, quien sufrió una herida que precisó puntos de sutura.

Así, un enfermero acudió en ayuda de los vigilantes pero también sufrió

El detenido pasó ayer por la tarde a disposición judicial.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.