Rafa Nadal
Mark Dadswell/AAP/dpa


El tenista español Rafa Nadal se clasificó este lunes para la segunda ronda del Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ de la temporada, después de derrotar en tres sets (6-4, 6-3, 7-5) y con trabajo al australiano James Duckworth, en una primera jornada en la que también pasó Fernando Verdasco.

Cuatro meses después de jugar su último partido oficial, inacabado, en las semifinales del US Open ante el argentino Juan Martín del Potro, y con apenas dos exhibiciones en sus piernas, el balear volvió a la acción en la Rod Laver Arena con un estreno de más de dos horas que le sirvió para una buena primera toma de contacto.

El segundo cabeza de serie se mostró sólido, aunque se topó con la resistencia de un Duckworth, lastrado por las lesiones en los últimos años y que planteó un partido muy agresivo y sin permitir demasiados peloteos, una táctica que no le funcionó ante la firmeza del campeón de 2009, que sólo tuvo un instante complicado en la segunda manga y a la hora de cerrar el partido.

Su nuevo saque también le pareció ir mejor a un Nadal que no concedió demasiados puntos con su primer servicio, aunque concedió dos roturas, una de ellas en blanco y cuando se disponía a poner fin al partido en el tercer y definitivo set. Además, limitó mucho sus errores no forzados (11), al contrario que el australiano (40), y encadenó muchos ganadores (38) para firmar un debut con buenas sensaciones. En la segunda ronda, le tocará en liza otro australiano, Matthew Ebden.

El encuentro comenzó como más le gusta al español, con una rotura sobre el primer saque de su oponente, suficiente para adjudicarse un set inicial donde sólo perdió cuatro puntos con su servicio y donde ya comprobó que Duckworth se lo iba a jugar todo (9 ganadores y 14 errores no forzados).

El jugador local probó entonces en el segundo parcial buscar más la red para intentar incomodar más al manacorí, sorprendido en esta ocasión con una rotura que le puso 0-2 abajo. Duckworth tuvo 40-15 para situar un cómodo 3-0, pero Nadal lo levantó para recuperar el ‘break’. El balear aceleró entonces y se llevó seis de los siguientes siete juegos para cerrar la manga sin más alteraciones (6-4).

Pese a la bajada en el porcentaje de primeros servicios, Nadal continuó con su dominio en la pista. A base de ganadores (14), controló a su rival, al que tuvo en su mano con 5-3 y servicio, instante en el que se topó con su conocido problema para cerrar en algunas ocasiones los partidos. El de Sidney no lo desaprovechó y le arrebató el saque en blanco, poniendo una emoción que no afectó más al exnúmero uno del mundo, que sentenció al resto evitando una siempre incómoda ‘muerte súbita’.

VERDASCO ACOMPAÑA A NADAL

Además de Rafa Nadal, el madrileño Fernando Verdasco, semifinalista en Melbourne hace diez años ante el de Manacor, comenzó su andadura con triunfo sobre el serbio Miomir Kecmanovic, clasificado desde la fase previa y que tras plantar cara en la primera manga, terminó cediendo en tres sets (7-6, 6-3, 6-3).

Verdasco, a un gran nivel con su servicio (21 ‘aces’), sufrió en el primer parcial, muy igualado y solucionado a su favor en el ‘tie-break’ después de haber desperdiciado tres bolas de set con 6-5 a su favor. A partir de ahí, el zurdo se asentó y dominó claramente el segundo con tres roturas, mientras que en el tercero tuvo que esperar a los momentos decisivos para romper y citarse con el rumano Radu Albot.

En el bando de las derrotas, destacó sobre todo la de Feliciano López, que no pudo superar la primera ronda de su 68 ‘Grand Slam’ consecutivo tras caer claramente ante el australiano Jordan Thompson por 6-1, 7-6(0) y 6-3 y después de no tener ninguna bola de ‘break’ a favor.

Junto al toledano, también se despidieron Guillermo García-López, que no pudo con el holandés Robin Haase (7-5, 6-4, 7-5), y Roberto Carballés, que tuvo sus opciones ante el serbio Victor Troicki (6-1, 1-6, 2-6, 6-1, 6-4).

Tampoco hubo buenas noticias en el cuadro femenino donde las dos primeras representantes españolas cayeron. La catalana Paula Badosa, clasificada desde la previa, no pudo darse una alegría en su primer partido en un ‘grande’ y perdió ante la local Kimberly Birrell, invitada por la organización y que se impuso por 6-4, 6-2. La española estuvo lastrada por sus ocho dobles faltas y llegó a tener rotura de ventaja en los compases claves del primer set.

Por su parte, la tenista castellonense Sara Sorribes también se despidió a las primeras de cambio de Melbourne Park tras perder ante la vigésima cabeza de serie, la estonia Anette Kontaveit, por un claro 6-2, 6-2.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.