Rogers Cup


El tenista español Rafa Nadal, número dos del mundo, ha asegurado que debe intentar “dar un paso más” con su saque y que por eso ha adoptado una nueva mecánica de servicio que estrenará en el Abierto de Australia, primer ‘Grand Slam’ del año, y ha afirmado que si es capaz de “ponerlo en práctica” ayudará a su juego “a largo plazo”.

“Siempre hay cosas que mejorar. Tomamos la decisión en el momento oportuno. Mi saque ha sido algo que he intentado perfeccionar durante toda mi carrera y creo que lo hice, pero hay que intentar dar un paso más. Estoy feliz con ello. Estoy feliz por tener la motivación de intentar hacer algo nuevo. Y estoy feliz porque si soy capaz de ponerlo en práctica me ayudará en mi juego a largo plazo”, declaró en rueda de prensa.

El balear ha cambiado su gesto técnico a la hora de sacar durante la pretemporada, implementando una nueva mecánica de servicio, y ahora tratará de “asimilarlo”. “Estoy contento con la forma en la que estoy sacando”, explicó el manacorí, que este lunes debuta en el primer ‘grande’ del año ante el australiano James Duckworth.

“Luego, tengo que asimilarlo. Cuando uno hace cambios, las cosas no van en línea ascendente todo el rato. Hay momentos de subidas y de bajadas hasta que las cosas no están totalmente consolidadas. Y para que las cosas estén consolidadas uno debe competir y colocarse en situaciones de presión. Y tener la tranquilidad de usar eso en los momentos necesarios, con la confianza de hacerlo”, manifestó.

Aunque nada le garantiza que su cambio será exitoso, Nadal es optimista. “Puede salir bien o puede salir menos bien. Hasta que uno no prueba las cosas, y les da un poquito de tiempo, no puede saber si está en el buen camino, pero tengo la confianza de que irá bien”, concluyó el balear, que buscará luchar por su segundo título en Melbourne tras el logrado en 2009.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.