Ander Mirambell


El piloto español de skeleton Ander Mirambell ha finalizado en 23ª posición la cita de la Copa del Mundo en Innsbruck (Austria), y 17º en el Campeonato de Europa, pese a llegar mermado físicamente tras dos meses de parón y pagarlo en la salida.

“Me quedo con lo positivo: el pilotaje va por buena línea, el trineo también y, salvo la salida, somos competitivos”, celebró Mirambell a tenor de que tuvo dolor en la espalda en las salidas y no pudo estar cerca de sus límites.

El de Barcelona estuvo cerca del ‘Top 20’ en la Copa del Mundo y cerca del ‘Top 15’ en el Campeonato de Europa, con un crono de 54:43, pese a estar “especialmente perjudicado” por el dolor en el empuje inicial, clave en el circuito de Igls, el más corto del calendario.

“He notado lo más parecido a tres ‘cuchilladas’ en el cuarto, sexto y séptimo apoyo que me han llegado incluso a apartar inconscientemente del trineo”, explicó Mirambell sobre esos dolores.

La bajada, no obstante, la da por “buena”. “He tocado la pared de hielo en la salida del Kreisel, como todos, pero estoy contento con la velocidad punta alcanzada. Si calculamos que por cada décima que cedes en la salida entregas otras tres en la zona baja, puedo concluir que me encuentro en mi mejor momento a nivel de pilotaje”, matizó en positivo.

“Es frustrante, pero conocíamos la situación de partida y toca asumirla, siendo a la vez consciente de que en condiciones normales deberíamos estar en otras posiciones”, aseguró el catalán, que confía en seguir mejorando a nivel físico para la siguiente prueba de la Copa del Mundo en Saint Moritz. “En unos días llegarán mi fisio y preparador para evaluar la espalda e intentar reforzarla de cara al próximo fin de semana y lo que resta de temporada”, comentó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.