Carles Puigdemont
Foto: Reuters


El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha recordado que el expresidente catalán Carles Puigdemont sería detenido en virtud de una orden nacional en vigor desde su fuga a Bélgica si acepta la invitación de las defensa del juicio sobre el ‘procés’ independentista para que testifique en el Tribunal Supremo.

“Es muy fácil de responder”, ha dicho Grande-Marlaska al ser preguntado por la prensa sobre la petición de las defensas de los exdirigentes catalanes de que testifique Puigdemont. “Para este Ministerio del Interior, la Policía y la Guardia Civil hay una orden nacional de detención de esta persona, salvo que me equivoque. Usted puede sacar la conclusión”, ha comentado.

La defensa del expresidente de la ANC y el líder de JxCat en el Parlament, Jordi Sànchez, y de los exconsellers y diputados de JxCat Jordi Turull y Josep Rull, han adelantado que pedirá que declaren como testigos el Rey, el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont en el juicio que se celebrará en el Tribunal Supremo por el proceso soberanista.

Fuentes de Interior han explicado que aún se está estudiando el traslado antes de que finalice enero de los exdirigentes catalanes a los que el Ministerio que dirige Grande-Marlaska se autorizó el pasado julio para que fueran trasladados a cárceles catalanes, a la espera de la reclamación del Supremo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.