Técnicos del Govern están ultimando el “informe definitivo” del Plan de emergencias por inundaciones de Baleares (Inunbal) relativo a las inundaciones en Llevant del pasado 9 de octubre.

Así lo ha anunciado la consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, en respuesta a una pregunta de los medios durante un acto de partido este miércoles.

Cladera ha explicado que a partir de este informe se podrán sacar “conclusiones y propuestas de mejora” y que será “el documento válido que cierra la operación”.

Además, ha avanzado que este documento “será difundido” y que se entregará tanto a la oposición como a la prensa. En esta línea, la consellera ha defendido que “el Govern ha actuado con responsabilidad” y que “desde el primer momento ha facilitado documentación a la oposición”. También ha recordado su comparecencia en el Parlament para explicar los detalles de la gestión de la emergencia.

PETICIÓN DEL PP

A principios de este mes, el Grupo Parlamentario Popular registró una solicitud de amparo a la Presidencia del Parlament para exigir que se recopile documentación que había solicitado referente a las inundaciones.

Los ‘populares’ presentaron esta solicitud de amparo por haber transcurrido el plazo legal que recoge el Reglamento sin que se les entregara la documentación. En detalle, el PP pide los boletines periódicos y otros informes que fueran emitidos por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) el día de las inundaciones; y el registro de incidencias, de las llamadas y decisiones políticas registradas en el Servicio de Emergencias entre los días 9 y 12 de octubre.

Por otro lado, en sus declaraciones este miércoles Cladera ha vuelto a lamentar “enormemente” la tragedia de Llevant, “sobre todo porque hay víctimas mortales”, un “daño que no se puede reparar”. Así, ha apostillado que el Govern ha trabajado para “ayudar a restablecer la normalidad” en cuanto a los daños materiales.

Las inundaciones provocadas por intensas lluvias el 9 de octubre de 2018 afectaron a la Comarca de Llevant de Mallorca y especialmente al municipio de Sant Llorenç des Cardassar. La riada dejó un balance de 13 víctimas mortales, entre ellas un menor, y los daños materiales podrían alcanzar los 91 millones de euros, según la estimación del Govern.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.