migrantes FRONTERA ESTADOS UNIDOS
Foto: Reuters


Un grupo de agentes fronterizos de Estados Unidos han lanzado gases lacrimógenos contra un grupo de migrantes para disuadirlos de cruzar la frontera hacia ese país desde Tijuana, México, en las primeras horas del martes 1 de enero, según un testigo presencial citado por la agencia de noticias Reuters y el Gobierno norteamericano.

Se han podido observar nubes de gas alrededor de la cerca en la frontera con San Diego y uno de los migrantes habría cogido uno de los contenedores para arrojarlo de vuelta hacia territorio estadounidense, según el testigo de Reuters.

Las recientes muertes de dos niños migrantes bajo custodia de Estados Unidos han intensificado el debate sobre la política de inmigración del presidente Donald Trump, quien mantiene su demanda de que el Congreso apruebe 5.000 millones de dólares para financiar un muro a lo largo de la frontera con México.

Un incidente anterior en noviembre, cuando agentes de Estados Unidos lanzaron gas a México para dispersar a migrantes, motivaron un llamado de México pidiendo una investigación. Un portavoz de la secretaría de Relaciones Exteriores de México no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por su siglas en inglés) de Estados Unidos dijo en un comunicado que decenas de migrantes que intentaron atravesar la cerca comenzaron a arrojarles piedras a los agentes fronterizos, por lo que desplegaron gases disuasivos y medidas mínimas para repelerlos y preservar la seguridad de los migrantes que ya estaban del lado estadounidense.

“Los agentes desplegaron humo, gas pimienta y gas CS en una posición en contra del viento (…) y al sur de la valla fronteriza. Los despliegues no estaban dirigidos a los migrantes que intentaban ingresar al lado de Estados Unidos o en la línea de la cerca”, ha afirmado la CBP.

El testigo no vio a ningún migrante arrojando piedras a los agentes fronterizos y documentó en una fotografía el momento en que un migrante fue golpeado por lo que parecía ser un contenedor de gas.

“Una vez más, un grupo violento de migrantes ha intentado ingresar ilegalmente a Estados Unidos atacando a nuestros agentes con proyectiles.(…) Los agentes involucrados deben ser aplaudidos por manejar la situación sin que se reportaran lesiones a los atacantes”, ha afirmado Katie Waldman, portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

La CBP han informado de que se hicieron 25 detenciones, incluyendo dos adolescentes, mientras que la mayoría de los migrantes que intentaron la incursión, incluidos aquellos con hijos, regresaron a México.

Trump considera que el muro es vital para detener la inmigración ilegal, mientras que los demócratas y algunos republicanos lo consideran poco práctico y costoso.

El comunicado de la CBP ha añadido que el incidente será revisado por su Oficina de Responsabilidad Profesional según la política de uso de la fuerza de la agencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.