guarderías niños sentados
Imagen de archivo


El Ayuntamiento de Llucmajor ha destinado 70.000 euros en diferentes mejoras de seguridad, aislamiento y calefacción en las guarderías municipales, con el capital remanente de tesorería del Consistorio como inversión financieramente sostenible.

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, por un lado, se han llevado a cabo unas mejoras pendientes en la escoleta municipal ‘Fada Morgana’ con una inversión de 50.000 euros, y con los que se han cambiado las puertas de la zona interior y también las ventanas de los exteriores, con el fin de mejorar los accesos y también el aislamiento del centro de educación de 0 a 3 años.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Llucmajor realizará una inversión de 20.000 euros en mejoras en los sistemas de aire acondicionado de la guardería ‘Penya-Segat’ de la urbanización de Sa Torre.

La regidora de Educación del Ayuntamiento de Llucmajor, Maria Barceló, ha explicado que “las puertas interiores se han mejorado para garantizar una mayor seguridad del cierre y con el cambio de las exteriores, el centro queda más aislado térmicamente, con lo cual mejoramos el bienestar de los niños y el gasto económico”. Asimismo, con esta mejora “hemos ganado un espacio en la entrada, ya que el porche de acceso queda bien aislada e integrada dentro de lo que es el recinto del centro”.

En este sentido, desde el consistorio destacan que “para pasar este invierno del Ayuntamiento de Llucmajor ha tenido que reforzar los radiadores que teníamos con nuevos aparatos debido a la imposibilidad de poder contratar con tiempo y forma las mejoras que requería el sistema de calefacción y aire acondicionado de este centro”, explica Barceló.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.