Sagrada Familia


El magistrado del Juzgado de Instrucción 21 de Barcelona, en funciones de guardia, ha acordado este martes dejar en libertad al militar francés detenido con cinco cargadores de munición en la mochila en el acceso de la Sagrada Familia de Barcelona, aunque le obliga a comparecer periódicamente en el juzgado en su lugar de residencia.

Según ha informado este martes el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, la causa está abierta por un presunto delito de tenencia ilícita de armas.

El detenido, que iba con su pareja cuando fue arrestado, había acudido a la basílica con cinco cargadores de munición y varias armas blancas en una mochila, y fue interceptado en los controles de seguridad; posteriormente, los Mossos d’Esquadra encontraron en su coche un arma.

La seguridad del centro fue quien paró al hombre y avisó posteriormente a los Mossos de la presencia del sospechoso.

El arrestado aseguró a los agentes policiales que era militar francés, una versión que posteriormente pudo ser confirmada por los investigadores.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, aseguró este lunes que se descartaba el móvil terrorista en este incidente, y este martes el conseller de Interior, Miquel Buch, ha rechazado que, con los datos de que disponen, “haya un peligro inminente con esta persona”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.